Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva dirección del PDeCAT advierte a Sánchez de que endurecerá su posición en el Congreso

El presidente David Bonvehí cree que el futuro del partido se decidirá una vez se conforme la Crida de Puigdemont

Torra, Nogueras y Bonvehí en la clausura de la asamblea del PDeCAT. En vídeo, las declaraciones de Bonvehí en TV3.

El nuevo presidente del Partit Demòcrata Catalá (PDeCAT), David Bonvehí, y su número dos, la diputada en el Congreso Míriam Nogueras, han advertido esta mañana al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que su formación endurecerá las condiciones de sus futuros apoyos parlamentarios si no ve avances “en el derecho a decidir o en el encontrar una solución política al problema catalán”, según ha dicho Bonvehí en una entrevista a TV3. Los ocho diputados votaron a favor de la moción de censura contra Mariano Rajoy que llevó a Sánchez al poder y podrían resultar decisivos para la estabilidad del Gobierno ya que el PSOE solo tiene 84 diputados en el Congreso.

Ambos han participado tanto en el programa matinal de la televisión pública catalana como en Catalunya Ràdio el día después de ser elegidos para pilotar el partido tras la renuncia de la excoordinadora Marta Pascal. "Tenemos que coordinarnos [el partido y el grupo parlamentario en el Congreso] y tal vez eso no se había hecho muy bien hasta ahora. ¿Quién tomará las decisiones en Madrid? Nos coordinaremos y las tomaremos juntos", ha asegurado Nogueras.

Hasta ahora el liderazgo en las Cortes -los ocho diputados están en el grupo mixto- lo tenían los diputados Carles Campuzano y Jordi Xuclà. Nogueras, más cercana a las tesis de Puigdemont, seguramente tomará su relevo. El voto a favor de la moción de censura promovida por el PSOE fue una apuesta personal de Pascal y el grupo en Madrid y que el expresidente, que pronto se trasladará a Bruselas después de que se retirara la euroorden en su contra, no quería apoyar.

Bonvehí, sin embargo, ha sacado pecho de sacar al exlíder del PP Mariano Rajoy de La Moncloa. “Es una decisión que todo el mundo avala”, ha asegurado. Sin embargo sí ha aceptado que a un Sánchez ya en minoría “le costará más” ahora contar con el apoyo del PDeCAT en un escenario parlamentario ya de por sí fragmentado y en la que el giro de los populares a la derecha hace aún más complicado. El presidente ha hecho el mismo discurso que hizo Campuzano en su día y ha pedido resultados del diálogo político entablado entre el Gobierno y la Generalitat.

El nuevo presidente neoconvergente también ha apostado por mantener un PDeCAT “fuerte” y al mismo tiempo unirse a la Crida Nacional, la plataforma independentista que promueve Puigdemont. Se trata de una tesis que seguramente no es compartida por Nogueras, pero sobre la que no han polemizado en las entrevistas. “Es compatible que todos los independentistas nos sumemos a la Crida, porque es lo que el independentismo necesita. Pero esto tiene que ser compatible con tener un espacio ideológico propio”, ha dicho Bonvehí.

La Crida fue presentada hace una semana y ya cuenta con más de 40.000 adhesiones a título personal. La idea de Puigdemont y sus otros promotores, como el presidente catalán Quim Torra, es hacer un congreso fundacional en otoño, para ver si la idea puede cristalizar en un “instrumento político”. Bonvehí ha asegurado que será después de esa cita cuando el PDeCAT decida cómo puede colaborar como formación. Y ha recordado que serán los militantes los que tengan la última palabra.

Más información