Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un palacete cultural para niños y jóvenes

El Ayuntamiento abre un nuevo centro de ocio en el parque de la Quinta de los Molinos

En la imagen, la Urbanoteca, uno de los espacios de los que se compone el nuevo centro cultural.
En la imagen, la Urbanoteca, uno de los espacios de los que se compone el nuevo centro cultural.

El Palacete del parque de la Quinta de los Molinos reabrirá el próximo 21 de julio, después de varias décadas en desuso, convertido en un espacio cultural diseñado expresamente para niños y jóvenes. A partir de ese momento ofrecerá, según explica el Ayuntamiento, un programa de actividades estables durante todo el año (talleres, espectáculos, etcétera), además de zonas libres para el ocio.“Ha sido una carrera de obstáculos en la que han participado varias áreas del Gobierno [del Consistorio]. Tenía que haber algo para niños de 0 a 16 años porque sí. Una ciudad que pierde de vista a sus jóvenes pierde de vista el futuro”, comentó ayer martes la alcaldesa, Manuela Carmena, durante la inauguración.

Espacio Abierto Quinta de los Molinos se divide en tres espacios. El primero, la Urbanoteca, tiene una sala reservada para “el juego libre”, con una zona donde los niños y jóvenes podrán realizar manualidades, leer, aprender y “estimular su conciencia ciudadana”. De momento, en la sala solo está el mobiliario, pero fuentes del Consistorio han afirmado que dentro de poco el suelo "estará inundado de juguetes".

En esta habitación se le ha dedicado un mural al antiguo propietario del parque: el urbanista y arquitecto César Cort Botí (1893-1978), conocido por sus aportaciones para el diseño de “una ciudad sostenible”. Durante un año, el director creativo y editor Carlos Grassa y la ilustradora Ana Yael trabajaron junto a un equipo de especialistas audiovisuales para conocer la vida del arquitecto y plasmarla en un mural lleno de simbolismos sobre su pensamiento y manera de ver la composición arquitectónica de las grandes y pequeñas urbes. "La alcaldesa quería rescatar su figura. Crear un museo aquí no era posible. Con el mural —que intercala textos en forma de preguntas e ilustraciones—, no solo recogemos sus ideas, sino que conseguimos que los niños y jóvenes busquen respuestas a las frases que leen en él", explica Grassa.

El segundo ambiente es el Café-Jardín, situado en el patio interior del edificio y vertebrado por La Quinta Cocina, una escuela de hostelería donde jóvenes en riesgo de exclusión (de 16 a 23 años) “aprenderán haciendo” los platos que luego ellos mismos servirán a los visitantes de la cafetería. "Esto es el comienzo de una profesión", comenta el chef y profesor Chema de Isidro, que añade que más del 80% de los chicos que pasan por los fogones de la escuela encuentran trabajo. "Estoy muy emocionado, muy cómodo. Vienes aquí y te encuentras a esta gente. Me encuentro cómodo", ha comentado uno de los alumnos, Kendry Torres, de 18 años.

El tercer pilar del palacete está reservado para los mayores: de 13 a 18 años. En él, los visitantes podrán jugar al pimpón, a las cartas y tocar varios instrumentos musicales. El edificio también cuenta con un auditorio, un aula digital y otras dos de uso libre donde se desarrollarán distintos talleres. Además, el Ayuntamiento ha anunciado que intentará fomentar un programa de "donde artistas y colectivos diseñen una propuesta de actividades más allá de la exhibición de sus producciones". Las actividades tendrán aforo limitado y algunas tendrán un coste económico.

Construcciones de Lego, música y arte

- De la Quinta al cielo: En esta actividad los jóvenes construirán con piezas de Lego "arquitecturas enormes", como algunos edificios conocidos de Madrid, y entender "los problemas" de vivir en ciudades con rascacielos. Entrada libre por grupos de 25 personas máximo (de tres a 14 años), 21 y 22 de julio (de 11.30 horas a 14.30 y de 17.30 a 19.30) 

-Party-Labb.app: Espacio abierto donde los asistentes explorarán "el multiverso" de las aplicaciones de móvil gratuitas y aprenderán a "hipnotizar" con música, filtros de voz cybertrónicos. Para jóvenes de entre 12 y 17 años. Entrada libre con aforo limitado. 21 y 22 de julio (de 12.30 horas a 14.30 y de 17.30 a 19.30)

-La Quinta: Sinfonía de verano: Campamento musical para chicos de seis a 14 años. Los jóvenes podrán construir sus propios instrumentos, aprender a tocarlos y a bailar. Del 1 de agosto al 2 de septiembre, de miércoles a domingo. El precio por una semana es de 30 euros, 55 por quincena y un euro por sesión (45 plazas por día)

-¡Y sin embargo flota!: Actividad en el que los pequeños y mayores que lo deseen podrán realizar "obras de arte" agua, hojas, lana, corcho y madera. Los menores de 5 años tienen que ir acompañados de un adulto. Del 8 al 12 de agosto, de 18.00 horas a 20.00 horas Cinco euros por sesión y 20 euros cinco sesiones. Número de plazas por día: 30 personas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información