Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento empieza a marcar la futura área restringida de Madrid Central

Los trabajos se extenderán durante los próximos 15 días en horario nocturno

El Ayuntamiento ha empezado la noche de este lunes a pintar las nuevas líneas APR del centro. En la imagen, Ronda de Valencia.
El Ayuntamiento ha empezado la noche de este lunes a pintar las nuevas líneas APR del centro. En la imagen, Ronda de Valencia.

El Ayuntamiento de Madrid ha comenzado esta noche a aplicar la señalización horizontal de la futura área de acceso restringido con prioridad residencial de Madrid Central, que entrará en funcionamiento el próximo mes de noviembre. Esta señalización consistirá en una doble línea roja de 10 kilómetros lineales y pictogramas en las entradas de este área, que ocupa 472 hectáreas, el doble que las cuatro áreas residenciales de la actualidad, en unos trabajos que se extenderán durante los próximos 15 días en horario nocturno.

Esta es la primera parte de la señalización de Madrid Central y tiene carácter informativo para dar a conocer el perímetro de la futura área de acceso restringido, que coincide prácticamente con el distrito Centro, según ha señalado el Ayuntamiento madrileño en un comunicado. Durante la pasada noche, se ha señalizado el tramo perimetral que hay entre la calle Prim y la calle Atocha.

En sus 472 hectáreas de superficie, englobará las actuales áreas de prioridad residencial de Letras, Cortes, Embajadores y Ópera, y sumará al completo los barrios de Justicia y Universidad, es decir, comprenderá casi la totalidad del distrito de Centro. Por esta nueva área solo podrán circular los residentes y sus invitados (un máximo de 20 al mes), el transporte público, servicios sanitarios, vehículos industriales, de reparto con permiso y vehículos con etiqueta cero emisiones.

El Consistorio calcula que la implementación de Madrid Central permitirá reducir en un 40 % las emisiones contaminantes por dióxido de nitrógeno y eliminará tráfico de paso, con un 37 % de kilómetros recorridos menos. Además, permitirá apostar por una movilidad sostenible con protagonismo del transporte público, la bicicleta y el peatón.