Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mad Cool tendrá transporte público las noches de los conciertos

Se habilitarán lanzaderas de Metro y los organizadores cubrirán la mitad de los 188.000 euros que costará el dispositivo

Jóvenes en las primeras filas del público, durante el festival Mad Cool en 2017.
Jóvenes en las primeras filas del público, durante el festival Mad Cool en 2017.

El Metro de Madrid abrirá toda la noche entre las estaciones de Ifema y Nuevos Ministerios durante los días 12, 13 y 14 de julio, cuando se celebrarán los conciertos del festival Mad Cool. Los organizadores del evento y las Administraciones (Comunidad y Ayuntamiento) se reunieron este viernes y acordaron que la empresa pague el 50% del dispositivo especial de Metro, que costará en total 188.000 euros. La Comunidad y el Ayuntamiento cubrirán la otra mitad del gasto. Cada noche se espera que 80.000 personas asistan en Valdebebas a los conciertos.

El acuerdo resuelve un problema para los miles de asistentes que cada día se desplazarán hasta Valdebebas para escuchar a grupos musicales procedentes de todo el mundo, y que hasta ahora carecían de suficientes medios de transporte para volver a la ciudad.

Metro creará lanzaderas directas desde la parada de Ifema hasta la de Nuevos Ministerios —una cada cinco minutos—, en las que se podrán desplazar unas 10.000 personas cada hora. Esta medida supone que la línea 8 estará abierta 24 horas, dado que el inicio de servicio normal está fijado a las 6.00.

Además, la Empresa Municipal de Transporte (EMT) reforzará en un 25% sus autobuses nocturnos. Mad Cool, por su parte, fletará autocares privados (que llegarán hasta la plaza de Castilla); los billetes, de entre tres y seis euros, se pueden reservar en su web.

El acuerdo alcanzado este viernes representa para los organizadores de los conciertos un parcial revés. Ellos pretendían que fueran las Administraciones local y regional las que financiaran el dispositivo especial de movilidad. "Mad Cool un gran evento cultural y musical público, que en 2017 tuvo un retorno económico [beneficios para la ciudad] de 33,3 millones, y prevemos para esta edición un retorno de 50 millones", argumentaron ante las reticencias de Metro, que se negaba a pagar los 188.000 euros del dispositivo especial, al considerar que Mad Cool era un evento privado. Aun así, la Comunidad y el Ayuntamiento acordaron colaborar. Cada una de ellas cargará con una cuarta parte del gasto global.

El jueves, la concejal de Medio Ambiente, Inés Sabanés, afirmó en una rueda de prensa que es responsabilidad del Consorcio Regional del Transporte —organismo en que están representados el Ayuntamiento y la Comunidad— garantizar el transporte para eventos de este tipo. La Comunidad replicó que el Ayuntamiento, antes de conceder la licencia al festival, debió haber previsto los medios para transportar a los 80.000 asistentes diarios a los conciertos, que terminan a las 4.30.

Mad Cool se celebró en 2017 en la Caja Mágica, pero este año los organizadores propusieron al Ayuntamiento —responsable de conceder las licencias— llevarlo a un descampado en Valdebebas. Con este cambio pretendía dar respuesta a la necesidad de "evolución y crecimiento" del certamen, que se convertirá en el mayor de España. En efecto, el traslado le permite incrementar el aforo en 35.000 visitantes por día, según datos oficiales del festival. Pero la nueva ubicación tiene el inconveniente de que el descampado se encuentra lejos del centro y con tan solo un acceso al Metro, en la parada de Ifema.

Este viernes, la Consejería de Transporte de la Comunidad, dirigida por Rosalía González López, reivindicó su papel en la resolución del problema. Mantuvo que tomó la iniciativa para llevar la negociación en el seno del Consorcio, donde ha sido desbloqueada la situación. "Se trataba de buscar una solución a un problema que ya estaba creado. Desde el primer momento se debería haber llevado el asunto al Consorcio Regional de Transporte", dijo la Comunidad. El Ayuntamiento evitó hacer comentarios sobre el acuerdo.

Mad Cool desembarcó en Madrid en 2015 y pronto se convirtió en uno de los principales eventos de música rock e indie de toda España. El cartel de este año prevé conciertos de Pearl Jam, Arctic Monkeys, Depeche Mode, Queens of the Stone Age, Kasabian y Massive Attack, entre otros.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram