Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las valientes ‘Permagel’ y ‘Teoría general del olvido’, premios Llibreter

Las novelas de Eva Baltasar y José Eduardo Agualusa se imponen en una edición que completan el álbum 'Frank' y 'No llegiré aquest llibre' y El mono del asesino, en la nueva categoría infantil y juvenil

De izquierda a derecha: Valèria Gaillard, José Eduardo Agualusa, Eva Baltasar, Jaume Copons, Òscar Julve y Ximo Abadía.
De izquierda a derecha: Valèria Gaillard, José Eduardo Agualusa, Eva Baltasar, Jaume Copons, Òscar Julve y Ximo Abadía.

Cada vez más seguro de sí mismo gracias a la trayectoria de calidad de los títulos que ya lleva reconocidos, el Premi Llibreter que convoca el Gremi de Llibreters de Catalunya ha decidido este año añadir a esa premisa contrastada el que sean obras, además, valientes y arriesgadas, en la forma o en el fondo. Ese sería el hilo conductor de las novelas Permagel, de Eva Baltasar (Club Editor), Teoría general del olvido, del angoleño José Eduardo Agualusa (Edhasa; Edicions del Periscopi, en catalán) y del álbum ilustrado Frank. La increíble historia de una dictadura olvidada (Dibbuks), ganadores de la presente XIX edición. La musculatura del galardón es ya tal que este año se han añadido dos categorías nuevas, la de mejor libro de literatura infantil y juvenil, también en catalán y otras lenguas. Y ahí se ha mantenido el binomio calidad e innovación: No llegiré aquest llibre, de Jaume Copons y Òscar Julve (La Galera), y El mono del asesino, del sueco Jakob Wegelius (SushiBooks; Viena, en catalán).

“Creo que la novela llega por la honestidad que destila el personaje, que hace en cada momento lo que realmente siente, y quizá por ese punto poético que he trabajado mucho y que rezuma el texto, a pesar de tratar la historia de una lesbiana que piensa en el suicidio”, expone la poetisa Baltasar (Barcelona, 1978) para intentar explicar las cinco ediciones que lleva la que es su debut en la novela, una de las sorpresas literarias en catalán del curso y que ya tiene contratada su traducción al francés y al castellano. En este último caso será en Penguin Random House Grupo Editorial, que en realidad acogerá la particular trilogía que ha iniciado Permagel: “Las otras dos también estarán protagonizadas por mujeres, quizá en una atmósfera no tan mordaz ni oscura”, avanza la autora y poetisa, si bien sí serán también lesbianas. “No creo que ese elemento haya ayudado a su éxito; yo no he sufrido por serlo, no hay conflicto hoy en eso; mi libro no es sobre lesbianas sino sobre una mujer, en el fondo, en formación”.

También hay poesía en el conflicto que narra Agualusa (Huambo, 1960), en una obra que obtuvo el premio Dublin Literary 2017, fue finalista del Man Booker International y lleva ya tres ediciones en catalán: bajo una capa de realismo mágico contenido que envuelve la historia de una mujer que decide emparedarse en su apartamento a la espera de que amine la violencia de la revolución angoleña, Agualusa lanza mensajes de calado cívico y moral: el miedo al otro, la necesidad o no de olvidar y perdonar… “La construcción de muros o el perdón son, desgraciadamente, temas universales muy actuales”, admite el escritor y periodista, que avanza que su próxima novela en llegar a España será La ciudad de los soñadores involuntarios, en la misma línea formal y poética de la obra galardonada y de su anterior El vendedor de pasados. “También está basada en hechos reales, sobre el surgimiento del movimiento democrático juvenil en Angola, pero eso me sirve para fabular sobre el sueño en la vida, el sueño como ideal, pero también como fenómeno real”, dice el autor. La obra saldrá en enero, asegura su editor en catalán, Aniol Rafel, de Periscopi, sello que en menos de seis años de vida ya suma su tercer premio Llibreter, tras los consecutivos por Ànima, de Wadji Mouawad (2014) y Gegants de gel (2015), de Joan Benesiu.

La dictadura olvidada de Frank que, con colores planos y figuras geométricas, lanza osado Abadía (Alicante, 1983) por las páginas de su álbum, es, sin citarla, la de Franco, dictador que sólo ve y acepta cuadrados, recibe apoyo internacional y tras 39 años de dominio que sólo frena la parca, deja como legado una estrategia de amnesia sobre su obra que hace que perdure tácitamente. “Es un proyecto personal para intentar explicarme por qué se me han negado 40 años de Historia; por qué se normalizó una dictadura… Trato de aportar a la gente joven algo que a nosotros no se nos dio en el pasado”, afirma el autor.

“El libro salió en el peor momento, en octubre, y no hicimos ni presentación, pero celebramos que el tema que abordamos, el de la lectura en los niños y las bibliotecas escolares, tenga eco”, aseguran el escritor Copons y el ilustrador Julve. Su propuesta gráfica y que sea una historia de un libro dentro de un libro hace que sea casi tan rompedora como la del sueco Wegelius, que venía precedido por el premio del Consejo Nórdico de Literatura Infantil y Juvenil 2015. Mezcolanza explosiva de intriga, género negro y viajes, la narradora es una gorila amiga de un marinero acusado de un asesinato en el puerto de Lisboa. Wegelius, precisamente, agradeció el galardón con un mensaje grabado desde un barco en el Mar Báltico.

En un contexto, pues, de audaces, la VII edición de los premios Memorial Pere Rodeja que concede el gremio en recuerdo del librero gerundense recayeron, por un lado, en Montse Porta, propietaria de la histórica librería Jaimes de Barcelona, que fundaron sus abuelos, según el jurado “por su reconversión y adaptación en plena crisis”. Eso último también puede atribuirse a la otra ganadora, Valèria Gaillard, experiodista de temas literarios y que ahora profundiza en su vertiente de traductora, en especial de Proust. Todos, pues, osados valientes.