Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña prepara un plan urgente para menores extranjeros no acompañados

El Govern propone la recuperación del fondo de contingencia estatal suprimido en 2011

Menores extranjeros durmiendo en los pasillos de la Ciudad de la Justicia.
Menores extranjeros durmiendo en los pasillos de la Ciudad de la Justicia.

La llegada continuada de menores extranjeros no acompañados a Cataluña es uno de los principales retos que afronta la Generalitat en materia de asuntos sociales. En el territorio hay 1.300 menores de los que el sistema no conoce el paradero, y en lo que llevamos de 2018 han llegado ya 800 personas, el doble que en el mismo periodo de 2017 —que a su vez duplicó la cifra de 2016. Ante esta realidad, el Govern, Ayuntamientos y entidades sociales se han reunido este miércoles para anunciar un plan de urgencia, aunque no han detallado medidas concretas.

El plan de contingencia, según el consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia Chakir el Homrani, es de una “prioridad absoluta”. El Homrani ha destacado, en una atención a los medios, la “unidad” entre las distintas entidades y administraciones ante la situación de urgencia de los menores extranjeros no acompañados (MENA). A la reunión con el consejero han asistido también la consejera de Salud, Alba Vergés, la teniente de alcalde de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona, Laia Ortiz, representantes de la Dgaia, entidades sociales como Fedaia y Creu Roja y las asociaciones de municipios ACM y FMC. “Este contexto requiere una movilización de recursos”, ha asegurado ante el incremento de la llegada de los migrantes. En este sentido, El Homrani ha propuesto la recuperación del fondo de contingencia de acogida estatal que fue suprimido en 2011.

El consejero no ha detallado medidas concretas sobre si aumentará el número de plazas para la acogida de MENA ni la inversión que se destinará al plan de urgencia. El último Govern sumó, a finales del año pasado, 600 nuevas plazas a las más de 600 que ya había, pero el Síndic de Greuges ya avisó de que no serían suficientes.

Entre las propuestas que han salido de la reunión, el consejero ha destacado el acuerdo para dar continuidad al grupo técnico de respuesta y a la mesa de los MENA, una herramienta que está activa. También ha anunciado que la Generalitat convocará el comité para la atención de las personas refugiadas. Ortiz, por su parte, ha pedido una solución coordinada para la acogida habitacional de las personas que llegan. “Estamos en una situación de crisis humanitaria que se está visualizando mucho por el barco Aquarius, pero que ya lleva tiempo”, ha lamentado El Homrani, y ha recordado que a la acogida del barco tiene que acompañarla el acceso a los derechos de ciudadanía y de refugio.