Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Venecia, la creatividad catalana es mujer

En la exposición central de la Bienal participan tres arquitectas de Barcelona

Propuesta de Benedetta Tagliabue y del estudio EMBT para el Arsenal durante la Bienal.
Propuesta de Benedetta Tagliabue y del estudio EMBT para el Arsenal durante la Bienal.

La torre CUBE de Guadalajara (México) no es un edificio nuevo. Carme Pinós lo construyó en 2005 y desde entonces ha recibido galardones y ha sido objetos de innumerables debates, reflexiones y ensayos. Las comisarias de la Bienal de Arquitectura de Venecia, Yvonne Farrell y Shelley McNamara, lo han querido para la exposición central del Arsenal por “el ingenio, la elegancia y la técnica constructiva, que en 13 años no ha perdido un ápice de su vigencia”. “Para mi la arquitectura debe ser el detonante de relaciones, intersecciones y encuentros. En los espacios que diseño quiero que la gente se sienta parte de una comunidad y establezca un diálogo con la naturaleza sin necesidad de dominarla”, explica Pinós, destacando los espacios comunitarios abiertos al entorno que caracterizan esta torre de pequeñas oficinas, de 70 metros de altura en una zona de muy alta intensidad sísmica. Para la Bienal, Pinós ha reproducido la maqueta original en madera que se conserva en la colección del MoMA de Nueva York. “Una de las principales innovaciones fue aprovechar el clima templado de Guadalajara, para evitar los equipos de climatización, utilizando los espacios públicos y de paso para la circulación de aire. No me gustan los edificios herméticos”, afirma Pinós, que desde entonces ha desarrollado su poética de la arquitectura en edificios como el CaixaFórum de Zaragoza, el refinado Pabellón Rio Blanco también de México o la recién inaugurada nueva Escuela Massana de Barcelona.

'Cube' de Carme Pinós.
'Cube' de Carme Pinós.

Carme Pinós no es la única catalana seleccionada para la prestigiosa muestra. En una Bienal fuertemente caracterizada por la presencia femenina, la acompañan Benedetta Tagliabue, fundadora con el prematuramente fallecido Enric Miralles del estudio EMBT y Eva Prats, quien también trabajó con Miralles antes de establecer su propio estudio en Barcelona con Ricardo Flores.

EMBT presenta Weaving Architecture (Tejiendo arquitectura), una instalación inspirada en el proyecto de la estación de metro Clichy-Montfermeil, en la periferia de París. “Es un lugar gris y anónimo que cobra vida gracias a un techo coloreados que también recuerda la cubierta del Mercado de Santa Caterina en la capital catalana”, explican las comisarias. Para el Arsenal, Tagliabue ha creado una versión indoor del techo que da cobijo a montones de cojines donde descansar o charlar, en una interpretación del Freespace (Espacio libre), que da título a esta 16ª edición de la Bienal de Arquitectura.

334 proyectos en la Mies

Forma parte de los Eventos Colaterales de la Bienal también el certamen Young Talent Architecture Award (YTAA), organizado por la Fundación Mies van der Rohe de Barcelona. En esta segunda edición participa con 334 proyectos finales de carrera de escuelas de arquitectura y urbanismo de toda Europa, que competirán para ganar uno de los cuatro galardones.

Los vencedores se conocerán el 20 de septiembre y la muestra de los 12 proyectos finalistas se mantendrá abierta, como la Bienal, hasta el 25 de noviembre en el Palazzo Mora.

Sala Beckett

Flores & Prats presentan una fascinante instalación de grande dimensiones que relata la transformación de una antigua cooperativa obrera en la nueva Sala Beckett de Barcelona, un teatro dedicado a la promoción de nuevas compañías y primeros montajes. Para ofrecer a los visitantes de la Bienal la posibilidad de experimentar algo lejano, han reconstruido en escala real, en el Arsenal, el fragmento más característico de la sala: un gran agujero en el techo desde el cual entraba lluvia y suciedad pero también luz natural. “Es una reproducción del freespace de la Beckett, pero la luz que anima el espacio es la de Venecia”, aseguran los arquitectos que alrededor de este elemento han construido un relato lleno de sugerencias y detalles.

Más allá de la muestra, en estos días Venecia es un hervidero de encuentros y actividades que atraen arquitectos de todo el mundo y por supuesto de Cataluña. Es el caso de Ramon Prat, fundador de la editorial Actar especializada en arquitectura, diseño y arte, que se ha encargado de la publicación del catálogo del Pabellón de Australia. Prat participa también en las reuniones del Future Urban Legacy Lab, un grupo de estudio e investigación internacional, que reúne profesionales de la arquitectura y universidades alrededor de las problemáticas relacionadas con la creación de nuevos edificios en áreas históricas.