Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Completando a Mozart

La OSG trae a sus abonos de viernes y sábado la reconstrucción de Robert D. Levin de la Misa en do menor, ‘La grande’, de Mozart

Hace 20 años que Mozart brotaba cada primavera en A Coruña con la toda la inmensa fuerza del frondoso árbol de su música. Las dieciséis ediciones del Festival Mozart en la ciudad permitieron a los melómanos gallegos contemplar en pocos años algo que la mayoría de las veces tarda varias generaciones en producirse: la maduración de la Orquesta Sinfónica de Galicia como un referente europeo en la interpretación de la música del genio de Salzburgo. Sin olvidar cómo el inolvidable Alberto Zedda la convirtió en la mejor intérprete de la de Rossini.

Estos antecedentes permiten comprender lo que el también desaparecido Lorin Maazel dijo sobre la OSG, tras dirigirla por segunda vez: “Elegí La Coruña para este evento, porque mantiene un magnífico conjunto orquestal, insuperable en España y competitivo con los mejores de Europa”. Es notable cómo las temporadas de la Orquesta Sinfónica de Galicia acaban repuntando en intensidad, de forma que a algunos les recuerda cómo acaban las etapas de la primera semana del Tour de Francia: con un esprint final.

Para sus conciertos de este fin de semana, la OSG ha programado una obra de Mozart que a muchos les hará revivir los mejores días del desaparecido festival: nada menos que la Misa solemne en do menor, KV 427 (417 a). Una obra cargada de historia, por las circunstancias que rodearon su primera interpretación, y rodeada de un cierto misterio al haber desaparecido durante algún tiempo de los templos y escenarios.

La Misa en do menor procede de una promesa realizada por Mozart con ocasión de su matrimonio en Viena con Constanze Weber´. La misa fue interpretada por primera vez durante el viaje que ambos hicieron a Salzburgo para la presentación familiar; esta supuso un fallido intento de suavizar la relación de Mozart con su padre, quien solo había dado su consentimiento para el enlace a última hora y siendo muy presionado por su hijo.

La mayor parte de la Misa en do menor fue compuesta en Viena antes del viaje pero, incompleta como estaba, Mozart añadió algunos fragmentos ya en Salzburgo. Algunos de sus manuscritos de la época permiten suponer su intención de completarla pero, no se sabe por qué, nunca llegó a hacerlo. Dejó terminados el Kyrie y el Gloria, el principio del Credo, una buena porción del Sanctus y del Benedictus y quedaron sin escribir la mitad restante del Credo y todo el Agnus Dei

Tras la muerte de Mozart hubo algunos intentos de completarla. Para los conciertos de este fin de semana el director Richard Egarr ha elegido la versión del compositor y musicólogo Robert Robert D. Levin (1947), seguramente la edición crítica de mayor de esta obra de Mozart. Levin fue discípulo de Nadia Boulanger y obtuvo su licenciatura magna cum laude por la Universidad de Harvard en 1968 precisamente con una tesis titulada The Unfinished Works of W.A. Mozart (las obras inacabadas de W.A. Mozart).

El pianista, clavecinista y director británico Richard Egerr inició su formación como niño cantor del York Minster, pasando luego por la Chetham's School of Music de Manchester y completándola en la londinense Guildhall School of Music & Drama. Posteriormente, profundizó en la interpretación históricamente informada con Gustav Leonhardt, a quien sucedió desde la temporada 2006 – 07 como titular de la Academy of Ancient Music.

Sus interpretaciones con la Orquesta Sinfónica de Galicia han obtenido notables éxitos. Se pueden destacar el de hace dos temporadas en su concierto con La creación de Haydn o su interpretación junto a Massimo Spadano del Doble concierto para violín, clave y orquesta de cuerdas en fa mayor de Haydn.

En los conciertos de este fin de semana actuará también el Coro de la OSG, que dirige Joan Company, y como solistas las sopranos Elizabeth Watts y Kate Royal; el tenor Andrew Tortise y el bajo Andrew Foster-Williams. Los conciertos se celebrarán a la hora habitual; es decir, las 20.30 horas el del viernes y las 20 el del sábado.