Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pasaporte para vencer el ‘miedo’ a las galerías

Barcelona #Paper Gallery celebra su quinta edición para aumentar los visitantes

Una de las obras que se pueden ver en la galería Fifty Dots
Una de las obras que se pueden ver en la galería Fifty Dots

Pararse ante el escaparate, mirar a través del cristal y marcharse. Esta escena se repite a menudo por el amplio entramado de galerías barcelonesas. “No se atreven a entrar, piensan que es algo tabú”, explica Olga de Sandoval, propietaria del anticuario al que da nombre. Romper las fronteras entre la galería y el ciudadano es precisamente uno de los objetivos del Barcelona #Paper Gallery, una iniciativa que mediante el papel como reclamo ha creado un circuito de exposiciones entre diferentes galerías de la ciudad. En su quinta edición, que se podrá visitar del 26 de abril al 26 de mayo, ha reunido a 10 galerías: A34, Clavell&Morgades, Fifty Dots, Gothsland, Palau Antiguitats, Art Petritxol, Marcs Petritxol, Artur Ramon Art y Olga de Sandoval.

Las obras expuestas son dibujos, fotografías, grabados… Pero todo sobre papel. La reivindicación de este material como soporte artístico es el nexo de unión entre galeristas y visitantes en un momento donde el formato digital va ganando terreno. La exposición de Clavell&Morgades echa la mirada atrás y recuerda “cómo el papel ha sido y sigue siendo un elemento fundamental para el estudio y la transmisión del arte”. Sin embargo, las cualidades prácticas de este soporte “fácil de transportar” y, sobre todo, “asequible”, tal y como remarca Olga de Sandoval, son un plus a tener en cuenta, ya que desempeñan un papel importante a la hora de acercar el coleccionismo a todos los bolsillos; porque entrar en la galería no es el único hándicap.

Durante las dos primeras ediciones la mayoría de galerías presentaron obras de artistas consagrados como Picasso, Miró, Dalí, Plensa, Fortuny o Casas, cuya cotización era alta. A partir de la tercera edición se invirtió esta tendencia para “ajustar el precio sin renunciar a la calidad de las obras” y consolidar “nuevos clientes de perfil joven”, ha explicado el creador y organizado de la iniciativa, Gabriel Pinós. En esta edición también se pueden ver dos picassos y un miró en Olga Sandoval, junto a otras propuestas para todos los gustos que van desde la exposición de Antoni Llena en A34; la monográfica del dibujante de la revolución José Luis Rey Vila en Art Petritxol; las alegorías de los hermanos Santilari en Artur Ramon Art; hasta el recorrido de dos siglos que reúne grabados de Fortuny, Gargallo, Pau Roig o Smith en Palau Antiguitats.

El papel de la solidaridad

El papel de las galerías en el circuito artístico no es lo único que se quiere poner en valor en esta edición. La iniciativa se une a las celebraciones del Año Guinovart y reivindica su consolidación en el panorama artístico con un objetivo solidario. Siguiendo el ejemplo de este artista, que puso su pintura al servicio de una causa, el Barcelona #Paper Gallery se suma a “la voluntad de erradicar la cronificación de la pobreza y a la mejora de la sociedad”, ha explicado Pinós. La receptación de fondos para la Cruz Roja en Catalunya, entidad que recibió donativos de Guinovart y que siempre ha estado muy ligada al panorama artístico y cultural del territorio, se llevará a cabo a través de los ingresos obtenidos con la venta de unas cocas de recapte hechas por el pastelero Salvador Sauleda y de las plataformas del BPG y el Año Guinovart.

La puerta de entrada al recorrido de galerías funciona a través de un pasaporte cuya cubierta luce la obra Mapa de los Estados Unidos, de Josep Guinovart, una imagen que invita a descubrir nuevos mundos y conmemora el 10º aniversario de la muerte del artista. El funcionamiento es similar al de un pasaporte real y, aunque su posesión no es imprescindible, si el visitante logra completar el circuito con el sello de las 10 galerías entrará en el sorteo de un premio cultural y artístico. El objetivo sigue siendo el mismo: aumentar la asistencia de público, que hasta la fecha va desde los 7.000 a 9.000 visitantes. Sin embargo, Pinós ha señalado que en las cuatro ediciones anteriores “solo ha llegado a visitar todas las galerías entre un 20% y 30% de los visitantes”.

En esta edición el número de galerías se ha reducido a 10 (el año pasado contó con 14), un descenso debido a “cambios inalterables de la programación de las galerías que han participado en las ediciones anteriores” y a la decisión de que “prevalezca la calidad de las exposiciones, más que la cantidad”. Junto a las galerías ya consolidadas tanto en la escena artística como en el Barcelona #Paper Gallery, participa, por primera vez, una galería joven. Fifty Dots, especializada en fotografía contemporánea de artistas nacionales e internacionales, se estrena en la iniciativa con la exposición de cinco artistas que relatan en sus obras el transcurso de un viaje geográfico e introspectivo.

Más información