Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La relación de las cooperativas con Ahora Madrid, en el punto de mira

PSOE y Ciudadanos tienen en su mano que salga adelante la investigación que impulsa el PP

El pleno del Ayuntamiento de Madrid.
El pleno del Ayuntamiento de Madrid.

En los tres años de su mandato, la formación Ahora Madrid, que lidera Manuela Carmena, ha apostado por la economía social, un sector que promueve proyectos solidarios y de bajo impacto medioambiental, en la mayoría de los casos sin ánimo de lucro. Del tejido cooperativo madrileño, formado por 500 empresas, tres sociedades han recibido del Consistorio más de tres millones de euros en subvenciones, ayudas y contratos. Niegan cualquier nexo irregular con el Ayuntamiento, pero PP y Ciudadanos hablan de "red clientelar" y plantean una comisión de investigación cuya creación depende de los votos del PSOE.

En un local de Lavapiés comparten espacio de coworking 22 empresas cooperativas con el servicio municipal de asistencia a entidades ciudadanas, creado cuando el Ayuntamiento lo gobernaba el PP y gestionado por la cooperativa Andaira. Esta empresa es una de las 14 cooperativas del grupo Tangente, y en ella trabajó hasta 2015 la concejal Celia Mayer. Esta edil fue una de las promotoras del acuerdo electoral entre Ganemos y Podemos para la creación de Ahora Madrid. Y además de esta relación, otras firmas del grupo tienen conexiones con el ejecutivo local. Por ejemplo, Rosa Domínguez, asesora en el distrito de Fuencarral-El Pardo, fue directora de Tangente. Y Nuria Sánchez, asesora en el mismo distrito, fue socia del grupo.

El grupo Tangente, fundado en 2013, ha obtenido en los tres años de gobierno de Ahora Madrid al menos dos millones de euros en contratos con el Ayuntamiento. Entre ellos está un contrato para impulsar huertos urbanos por un importe de 700.000 euros; una asignación de 760.000 de fondos europeos para promocionar la economía social, y decenas de contratos menores de 21.000 euros para organizar exposiciones sobre feminismo, dinamizar procesos participativos o hacer estudios sobre consumo sostenible.

El contrato menor es una vía de licitación rápida que permite a la Administración evitar el concurso siempre que se trate de proyectos puntuales y no se use para fraccionar proyectos mayores. En estos años, el gasto público en contratos menores ha llegado a los 30 millones anuales, cifra que no se alcanzaba desde la época de Alberto Ruiz-Gallardón. Por otro lado, las subvenciones han crecido en total un 75% en un año, hasta los 80 millones.

Tangente defiende su “apartidismo” y que sus empresas trabajan con Administraciones de todos los colores políticos, y también lo hicieron con los Gobiernos del PP. “No tenemos fines de lucro, sino que nuestro beneficio se reparte en crear nuevos puestos de trabajo y/o mejorar las condiciones del existente”, explica una portavoz. En los últimos cinco años, Tangente ha creado 50 nuevos puestos de trabajo, según un documento del grupo. Además de Tangente, el Ayuntamiento eligió como socio para los 4,5 millones de fondos europeos para la economía social a Dinamia, empresa de la que es socia otra impulsora de Ahora Madrid, Beatriz Santiago, y que recibirá 700.000 euros.

En el marco de ese programa también colabora REAS, una plataforma de cooperativas de la que forma parte Tangente y que ha recibido 600.000 euros como parte de otro convenio directo para organizar ferias, formación y otras iniciativas para impulsar la economía social —REAS subcontrató a la editorial Traficantes de Sueños, fundada por el concejal Pablo Carmona—. Otra empresa, Ecooo, que participó en un acto electoral de Ahora Madrid (donde también estaban REAS y Tangente), recibe otros 100.000 euros de fondos europeos.

Por otro lado, estas entidades del tejido cooperativo tienen una relación con el banco ético Fiare, que les ha ofrecido créditos en estos años. Fiare gestionó los fondos electorales de Ahora Madrid y Podemos, y su fundación recibió una subvención municipal de 100.000 euros para conceder préstamos a la economía social. Un portavoz del banco rechaza su vinculación con ningún partido y explica que la misión de Fiare es favorecer la economía solidaria.

Manuela Carmena también ha rechazado cualquier irregularidad en la relación del Ayuntamiento con estas sociedades. Para la alcaldesa, “es importante que se vean todos los datos. El Ayuntamiento ha contratado a empresas, sociedades limitadas, sociedades anónimas y cooperativas. Y nosotros no tenemos cooperativas afines, eso es un término que se ha acuñado en algunos de los textos periodísticos, pero como tal no hay”, afirmó.

El PP, por su lado, asegura que el objetivo de Ahora Madrid es crear una red en la que colocar a afines si pierde las elecciones el año que viene. Su grupo municipal ha pedido la creación de una comisión de investigación sobre estas contrataciones en el pleno municipal. Esta propuesta se votará el 30 de mayo y cuenta con el probable apoyo de Ciudadanos, por lo que para que salga adelante será necesario el apoyo del PSOE. Sus nueve concejales tienen la palabra.

Un sector de 500 empresas

La economía solidaria es un sector que promueve el asociacionismo y la cooperación, sin ánimo de lucro. El tejido cooperativo madrileño lo forman 500 empresas. El Ayuntamiento, gobernado por Ahora Madrid desde 2015, ha realizado una apuesta por impulsar este sector y el año pasado ha obtenido 4,5 millones de euros de la UE para promover ese ámbito.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información