La defensa del presunto asesino de Susqueda pide su libertad

El abogado Benet Salellas asegura que los Mossos hicieron a Magentí un "traje a medida"

Magentí fumando un cigarro durante la reconstrucción del doble crimen. En vídeo, las últimas noticias del caso.Foto: atlas | Vídeo: M.R / ATLAS

El abogado de Jordi Magentí Gamell, quien presuntamente asesinó a dos jóvenes en el pantano de Susqueda el 24 de agosto pasado, ha pedido que se revoque el auto de prisión y sea puesto en libertad. Benet Salellas cree “el juez instructor concatena una serie de conjeturas, de elementos que están construidos única y exclusivamente para fabricar una especie de traje a medida en relación a Magentí”. El fiscal, Víctor Pillado, y el letrado de la acusación particular, Carles Monguilod, se han opuesto a la puesta en libertad porqué ven “sólidos indicios” contra él. Además ven riesgo de huida y de destrucción de pruebas, teniendo en cuenta que no ha parecido ni el arma del crimen ni la mochila de Paula.

La sección tercera de la Audiencia de Girona ha visto hoy el recurso de apelación contra el auto de prisión dictado el pasado 1 de marzo contra Magentí. Salellas ha discutido “la participación de su cliente en los hechos”. “No disponemos del arma del crimen, ni de móvil del crimen porque no existe relación previa entre ellos, no hay ningún elemento objetivo que acredite el contacto entre víctimas e investigado -ADN, huellas- y nadie los vio juntos”, ha destacado. En esta línea, se ha dedicado a intentar desmontar los indicios aportados por los investigadores y las acusaciones, centrado en poner en duda en que fuera la Rierica –lugar de pesca de Magentí- el escenario del crimen, y que él fuese la única persona que pudiera estar allí, el día y en la hora de los crímenes.

Ha cuestionado que la policía tuviera controladas todas las vías de acceso al lugar y a todas las personas que estaban en el pantano el 24 de agosto –determinaron quién estaba en el pantano gracias a las cámaras, a testigos y a la ubicación de los móviles- y la fiabilidad de una prueba sonométrica que habría determinado el lugar de procedencia de los tiros –porque se hizo en diciembre en circunstancias diferentes a agosto-. También ha restado valor a los informes de biólogos de la Universidad de Barcelona respecto a los restos vegetales y a la arena hallada en la mochilla de Marc que según él, pueden proceder de todo el pantano, y no en exclusiva de la Rierica.

Por su parte, las acusaciones han solicitado que se desestime el recurso y el presunto asesino siga en prisión provisional porque hay “indicios sólidos” en su contra y por los riesgos de fuga, de destrucción de pruebas y de reincidencia existentes. Durante 55 minutos el fiscal ha rebatido, contundente, las sombras de la investigación planteadas por la defensa y ha detallado y argumentado gran parte de los indicios existentes contra Magentí.

“Nadie que no sea Jordi Magentí ha podido terminar con la vida de Marc y Paula porque simple y llanamente no estaba en el pantano y mucho menos estaba en la Rierica, una lengua de tierra de escasos metros. O Jordi Magentí los mató o lo vio”, ha afirmado Pillado.

Por su parte, Carles Monguilod, ha insistido en que ahora creen que la investigación es la correcta, pero que si apareciera otra línea sólida que apuntara a otras personas, estarían abiertos a ella. “Hoy, con los indicios racionales, lógicos, que tenemos permiten concluir su participación en los hechos” ha asegurado. Se dan, para él, los tres supuestos necesarios para mantenerle en prisión. Riesgo de huida y falta de arraigo, -ya que tiene a su mujer en Colombia y su intención era reunirse con ella-, riesgo de reincidencia, -teniendo en cuenta que mató a su primera mujer en 1997- , y riesgo de destrucción de pruebas, ya que todavía falta por encontrar el arma del crimen y la mochila de Paula donde podrían estar los móviles.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las acusaciones también han destacado que todavía están pendientes de resultado de pruebas importantes, como la búsqueda de ADN en un chubasquero y en unas botas de montaña que encontraron tirados en el garaje de casa del tío de Magentí y que dieron positivo en “Bluestar”, reactivo que detecta la presencia de sangre que no se ve a simple vista.

La Audiencia resolverá en los próximos días y decidirá si mantiene al presunto asesino de Susqueda en prisión o le deja en libertad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS