Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont culpa al Gobierno de intentar forzar unas nuevas elecciones

El expresidente asegura que ni él ni Comín renunciarán a su acta de diputado

Puigdemont el 7 de abril, en Berlín. En vídeo, sus declaraciones durante de la entrevista de TV3.

El expresidente Carles Puigdemont, en Alemania a la espera de que la justicia decida sobre su extradición, se ha mostrado contrario a un adelanto electoral como manera de desbloquear la situación en Cataluña. En una entrevista a TV3, Puigdemont ha explicado que si bien no es su apuesta, es un escenario que no descarta en tanto ve un interés del Gobierno central de llegar a ese punto. “Con todas las dificultades, lo que intentamos sacar adelante es una legitimidad de la que nos sentimos depositarios. Nos gustaría hacerlo con normalidad pero no se puede”, ha asegurado.

“Aquí hay otra parte que juega, que es el Estado español, y como juega siempre con las cartas limpias hay que contemplar que haya un interés a ir a nuevas elecciones. Pero no trabajamos en ese plan y no nos gusta ese escenario. Ya hemos hecho unas elecciones y las hemos ganado”, ha recordado Puigdemont.

El expresidente ha asegurado que ni él ni el exconsejero de Sanidad, Toni Comín, renunciarán a sus actas de diputados y se muestra confiado en que tire adelante la reforma de la Ley de Presidencia, que busca permitir una investidura telemática y que los consejeros puedan ejercer estando fuera de Cataluña. “Se tiene que ver qué mecanismos tenemos ahora para mantenernos fieles a los resultados del 21D”, ha explicado. Esta iniciativa cuenta con el rechazo frontal de la oposición en el Parlament pero la mayoría independentista la podía aprobar con su mayoría.

El grupo de Junts per Catalunya se reunirá esta semana en Berlín con Puigdemont para diseñar la estrategia de aquí al 22 de mayo, el día en que se disuelve automáticamente el Parlament al no haber un Govern. El expresident ha asegurado que no quiere agotar ese plazo, si bien ha recalcado que aún hay tiempo para tomar decisiones y ha pedido “confianza”.