Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cae una red de “tarifa plana” para chinos: pasaporte, clases y billete al Reino Unido por 20.000 euros

La policía sospecha que la organización introdujo a medio millar de personas de forma irregular en el Reino Unido en tres años

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas acusadas de liderar una trama dedicada a cobijar, facilitar documentos falsificados, enseñar a pasar controles y enviar hacia el Reino Unido e Irlanda a ciudadanos chinos. El pack completo costaba unos 20.000 euros, según una nota difundida hoy por la Policía Nacional. Los investigadores calculan que la red ha podido colar en tres años a medio millar de personas por el aeropuerto de El Prat, según fuentes policiales.

Las detenciones de los cabecillas se llevaron a cabo el pasado 27 de febrero, en dos domicilios de Santa Coloma de Gramenet y de Badalona. Así culminó una investigación de tres años a la organización, y que ha contado con las declaraciones fundamentales de cinco testigos protegidos.  Durante este tiempo, los agentes han detenido en total a 155 personas: 111 personas por falsificación documental en el aeropuerto de El Prat, 19 en Barajas, 6 en Alicante, 5 en Ibiza, 3 en La Línea, 2 en Avilés, 2 en Bilbao, 2 en Castellón, 1 en Málaga y los 4 cabecillas.

La red captaba a los ciudadanos en China, desde donde ya les ofrecían el servicio completo con "tarifa plana" hasta el Reino Unido. Desde su país viajaban a Barcelona, donde la organización tenía dos pisos patera en Santa Coloma de Gramenet y otro en Badalona. Allí se deshacían de la documentación real de las personas, y esperaban a que llegase la documentación falsificada: nuevos pasaportes que se enviaban por paquetería desde China, con una regularidad de uno por semana.

Durante ese tiempo, las personas eran enseñadas por un maestro sobre cómo responder a las preguntas habituales que se hacen en el aeropuerto de El Prat a los viajeros. “Sobre todo, algunas expresiones en inglés”, explican fuentes policiales. El mismo día que llegaba la documentación nueva, compraban los billetes al Reino Unido, en aerolíneas low cost. El incremento de las personas con documentación falsificada en el aeropuerto fue lo que hizo saltar las alarmas.

La policía acusa a los cuatro presuntos cabecillas de los delitos de organización criminal, falsificación documental y delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Los cuatro llevaban tiempo asentados en Cataluña, según la policía, y mantenían un nivel de vida discreto para pasar desapercibidos. 

En los registros, los agentes encontraron 11.250 euros, 16.000 yuanes y numerosos documentos de identidad falsificados. También tenían dos sellos elaborados artesanalmente, utilizados para simular estampas del espacio Schengen. El secreto de las investigaciones se levantó el viernes pasado.