Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torrent mantiene las consultas para elegir ‘president’

El PDeCAT carga contra la CUP por el bloqueo y da su aval a Sànchez

Marta Pascal en el Consejo Nacional del PDeCAT. Atlas

La decisión de la CUP de abstenerse en una hipotética investidura de Jordi Sànchez como presidente de la Generalitat no modifica los planes del presidente del Parlament. Roger Torrent mantendrá la ronda de consultas con los grupos parlamentarios para proponer esta semana un candidato a la investidura, según fuentes de la Cámara. La jefa de filas del PDeCAT, Marta Pascal, criticó la decisión de los anticapitalistas e insistió en que el president debe ser de Junts per Catalunya.

Torrent se reunirá con los líderes de las formaciones con presencia en la Cámara y de esos encuentros debe salir el nombre de un nuevo candidato. Tras la renuncia del expresident Carles Puigdemont a intentar ser investido, el presidente del Parlament anunció que abriría una nueva ronda de contactos. Sin embargo, la decisión de los anticapitalistas, aprobada el sábado, hace que la designación de Sànchez —expresidente de la organización independentista Asamblea Nacional Catalana (ANC) y desde hace casi cinco meses en prisión preventiva por presunta sedición— tenga muy pocas posibilidades de prosperar.

La aritmética parlamentaria obligaría a que Catalunya en Comú-Podem se abstuviera en la votación para que Sànchez fuese elegido. El pasado sábado, en TV-3, la portavoz de los comunes, Elisenda Alamany, insistió en que no votarán a un candidato de Junts per Catalunya, si bien están abiertos a apoyar a uno republicano. “Lamentablemente esta puerta no está abierta ahora”, dijo.

Otra posibilidad pasa por que Puigdemont y el exconsejero Toni Comín, ambos huidos de la justicia española en Bélgica, renuncien a sus escaños, hagan correr la lista y así Junts per Catalunya y ERC vuelvan a sumar los 66 votos que les darían la mayoría suficiente para investir a Sànchez en segunda vuelta. Pero este camino también está descartado. El sábado, el exconsejero Josep Rull dijo también en TV3 que esa posibilidad implicaría “allanar el terreno a lo que está planteando La Moncloa”. Y Marta Pascal, presidenta del PDeCAT, negó ayer la posibilidad de que Puigdemont dimita como diputado. Tras un consejo extraordinario del partido, Pascal cargó contra la CUP: “¿A quién más quieren enviar a la papelera de la historia?”, preguntó, recordando la expresión que usó la CUP en enero de 2016 cuando el expresidente Artur Mas tiró la toalla y renunció a ser investido, como pedían los anticapitalistas, para poner en marcha la legislatura.

El PDeCAT insiste

Los neoconvergentes insisten en que Junts per Catalunya tiene el derecho[/TEX] a reivindicar la presidencia de la Generalitat. “Los pactos están para cumplirse, la ciudadanía no puede vernos como irresponsables”, dijo Pascal, en una crítica velada a ERC. “Sànchez representa la pluralidad del soberanismo”, añadió. Y pidió a la CUP que dé “argumentos sólidos que puedan hacer entender a la ciudadanía por qué están bloqueando de esta forma”.

Los anticapitalistas aseguraron el sábado que el rechazo al plan de Junts per Catalunya y ERC no se limitaba al nombre de Sànchez sino a la “sumisión a la legalidad española” que implica, y pidieron un cambio de rumbo. Algo que Pascal descarta. “No estamos en la etapa de la desobediencia ni de la unilateralidad”, dijo.

El diputado de la CUP Vidal Aragonés afirmó ayer que su formación no quiere ir de nuevo a elecciones. “Pero si la alternativa debe ser que gestionemos una autonomía”, subrayó, “quizás no sea la peor de las alternativas”.

Más información