La Asamblea inicia la modificación del Estatuto para suprimir aforamientos

Se pretende limitar mandatos a ocho años y reducir el número de diputados

Cifuentes, con Ángel Garrido y Engracia Hidalgo en la Asamblea este jueves.
Cifuentes, con Ángel Garrido y Engracia Hidalgo en la Asamblea este jueves.ÁLVARO GARCÍA

Supresión de los aforamientos, limitación de mandatos a ocho años, reducción de diputados y ampliar las circunscripciones en la Comunidad –ahora es única- son los principales cambios que propone el PP en la modificación del Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid, que hoy cumple 35 años. Cifuentes ha contado con la ayuda de Ciudadanos para tumbar las enmiendas a la totalidad presentadas por el PSOE-M y Podemos, la primera con texto alternativo, y conseguir así que su proyecto de ley sea el que se comience a debatir. El texto ha permanecido en un cajón desde que se presentó hace casi dos años, en marzo de 2016, hasta hoy después de que el PP haya decidido activarlo. Por delante tiene una larga tramitación porque al tratarse de una ley orgánica necesita aprobación autonómica y estatal con el apoyo de una mayoría cualificada de dos tercios.

Las modificaciones que se proponen son parciales, por lo que el PP sostiene que si existe “voluntad” de todos los partidos podrá salir adelante antes de que acabe esta legislatura. Unos plazos que no les parecen creíbles a Ciudadanos. César Zafra, diputado de esa formación, mantiene que tanto PP como socialistas han impulsado a un año de las elecciones esa tramitación porque saben que no hay tiempo para que salga adelante, como ha ocurrido con la "gran reforma del Senado que no se ha hecho nunca". A pesar de las duras críticas, Ciudadanos ha apoyado el texto de Cifuentes.

El PP propone suprimir los aforamientos, tanto para los diputados regionales como para los miembros del Gobierno de la Comunidad. “Es algo difícil de explicar hoy, no se puede pensar que los políticos son merecedores de un tribunal diferente, porque todos somos exactamente iguales ante la ley”, ha señalado el portavoz del Gobierno regional Ángel Garrido en el pleno.

La segunda medida se refiere a la limitación de mandatos, de tal forma que no podrá repetir como presidente de la Comunidad quien ya hubiera desempeñado el cargo durante, al menos ocho años. La reducción se extenderá a los vicepresidentes y consejeros del Gobierno. Al mismo tiempo, se reducirá el número de diputados a una horquilla entre 80 y 100; en la actualidad la Cámara cuenta con 129 escaños. Según los cálculos del PP, la medida supondría un ahorro a las arcas públicas de 101.587 euros mensuales.

Al mismo tiempo, proponen establecer más de una circunscripción electoral en la región. De esta forma, habrá una “mayor proximidad entre vecinos y sus representantes”. El PSOE se opone a esta última propuesta, que tampoco gusta a Ciudadanos. José Manuel Franco, portavoz adjunto del grupo socialista, ha manifestado que no pasarán por ello, porque “al rebajarse el número de habitantes se pierde la proporcionalidad, y no puede ser que el voto valga más en unos pueblos que en otros".

Los socialistas están de acuerdo con otras propuestas, aunque Franco ha recordado al PP que ha rechazado iniciativas semejantes. "Celebro sinceramente esta fiebre que les ha entrado ahora de transparencia, de buenas prácticas en el gobierno, pero hay que ser un poco coherentes y no apoyar lo contrario a lo que se dijo hace dos años", ha manifestado.

La propuesta socialista pretendía una modificación más amplia del estatuto, que garantizara derechos esenciales, como la educación pública, la sanidad, la gratuidad de los libros de texto o la atención a las mujeres víctimas de violencia de género, entre otros. "Que todo ello estuviera avalado por una ley orgánica para que no puedan ser vulnerados gobierne quien gobierne", ha añadido. El PSOE ha reprochado a Ciudadanos que no apoyara el texto alternativo, sobre todo porque se trata de un partido que sostiene que "representa a la nueva política".

El diputado de Podemos Hugo Martínez Abarca ha señalado que el texto del PSOE-M le parece "un buen punto de partida", pero ha abogado por "tomárselo más en serio" porque se necesita una "profunda regeneración democrática".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50