Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alerta terrorista lleva al cierre de las estaciones de metro en Valencia durante la ‘mascletà’

La prevención de atentados cambia la ubicación de algunas fallas y mantendrá calles despejadas

Miles de personas durante la 'mascletà' entre la plaza del Ayuntamiento y la calle Barcas de Valencia.
Miles de personas durante la 'mascletà' entre la plaza del Ayuntamiento y la calle Barcas de Valencia.

Las estaciones de metro del centro de Valencia cerrarán dos horas antes del inicio de la mascletà y no abrirán hasta media hora después de que sea disparada para reducir el riesgo de atentados yihadistas durante los días de Fallas.

Las primeras fiestas de Valencia desde los atentados de Barcelona y Cambrils implicarán otros cambios para elevar la seguridad y la respuesta ante posibles ataques, como la modificación en la ubicación de algunos monumentos y carpas, el mantenimiento de vías de evacuación despejadas y la instalación de mapas con indicaciones de rutas de salida en la puerta de todas las comisiones falleras.

Las estaciones de metro de Xàtiva y Colón, las más cercanas a la plaza del Ayuntamiento, el escenario de las mascletades, cerrarán durante los días grandes de la semana fallera, del 16 al 19 de marzo, a las 12.30 y no volverán a abrir hasta las 14.30.

La estación de Alameda también cerrará dos horas antes del inicio de los fuegos artificiales nocturnos. El objetivo, ha explicado el alcalde de Valencia, Joan Ribó, después presidir la junta local de seguridad, es reducir las grandes aglomeraciones de personas en el metro. Este año, la junta de seguridad a la que asisten representantes de las diversas Administraciones, empezó a trabajar el 1 de enero, mucho antes que otras veces.

Anaïs Menguzzato, concejal de Protección Ciudadana, ha vinculado las nuevas medidas con los atentados que causaron 16 muertos en agosto del año pasado en Cataluña. Menguzzato ha señalado que, además de prevenir en la medida de lo posible nuevos ataques, el plan persigue garantizar la "evacuación de personas". El subdelegado del Gobierno, José Vicente Herrera, ha recordado que España está en nivel 4, sobre 5, de alerta terrorista.

Varias de las calles que desembocan en la plaza del Ayuntamiento permanecerán despejadas, sin fallas ni carpas. Es el caso de la calle del Marqués de Sotelo, que une la plaza con la Estación del Norte, donde no se plantará el tradicional monumento.

También permanecerán libres las calles Periodista Azzati, Lauria y Barcelonina, mientras que Barcas y Sangre serán vías de emergencia, por lo que se mantendrá libre un espacio para la entrada y salida de emergencias.

Lo habitual durante los días de Fallas, especialmente a las horas de la mascletà, en la plaza del Ayuntamiento y las calles de su entorno no quepa ni un alfiler y que resulte casi imposible caminar por ellas en dirección contraria a la que sigue la masa.

Centro de coordinación

En el Ayuntamiento se establecerá un centro de coordinación durante el disparo de la mascletà. Entre el 1 y el 19 de marzo, el periodo total de las fiestas, trabajarán 3.600 policías locales. La Delegación del Gobierno no dispone de un número de agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad dependientes del Ministerio del Interior que actuarán durante las fiestas, pero el año pasado se movilizaron a 3.000 policías y guardias civiles.

Las comisiones falleras deberán colgar en las puertas de sus casales y carpas mapas con las calles que permanecen despejadas. Una información que también estará disponible en la web municipal sobre las fallas, junto a otro tipo de información de las fiestas, como la ubicación de monumentos y los conciertos.

Más información