Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El lied sin divismos

Jonas Kaufmann, Diana Damrau y Helmut Deutsch levantan pasiones en el Palau

Jonas Kaufmann (a la derecha), Diana Damrau y el pianista Helmut Deutsch en el Palau de la Música.
Jonas Kaufmann (a la derecha), Diana Damrau y el pianista Helmut Deutsch en el Palau de la Música.

No es habitual poner las entradas de una velada liederística a precios que alcanzan los 175 euros, cifra más propia de un espectáculo operístico que de una íntima cita de cámara. Tampoco es normal que se agoten. Pero es que todo lo que hace Jonas Kaufmann, el tenor más deseado del mundo, es extraordinario. Y en su regreso al Palau, ante una sala abarrotada, levantó pasiones acompañado por la soprano Diana Damrau y el pianista Helmut Deutsch en una sensacional versión del Libro italiano de canciones de Hugo Wolf.

Curioso fenómeno artístico el de Kaufmann, pues son noticia tanto sus éxitos como sus tan temidas cancelaciones. Es lo que tiene ser el máximo divo de la escena operística mundial; en el Liceo ya han puesto velas a San Gregorio Magno, patrón de los cantantes, ante el debút escénico del tenor alemán como protagonista de Andrea Chénier, de Giordano, en tres funciones -los días 9, 12 y 15 de marzo- con las localidades más caras, al astronómico precio de 385 euros.

De momento, en el Palau pueden cantar victoria: Kaufmann acudió fiel a la cita liederística más esperada de este año en el templo modernista, escenario en el que ya había mostrado su faceta liderística con éxito, en 2016, también acompañado por Deutsch, uno de los maestros de referencia en el arte del lied.

Hugo Wolf

Hugo Wolf: Libro italiano de canciones. Diana Damrau, soprano, y Jonas Kaufmann, tenor. Helmut Deutsch, piano. Palau. Barcelona, 24 de febrero

El Palau acertó al apostar por un programa consagrado a una de las cumbres del repertorio romántico germánico, el bellísimo Libro italiano de canciones de Hugo Wolf, sobre poemas italianos anónimos traducidos al alemán por Paul Heyse.

Las 46 canciones que integran el libro muestran el arte de madurez de Wolf en su innovadora fusión de palabra y música al servicio de un ideal de expresión romántica sin la más mínima concesión al efectismo. Es, además, un autor en el que Damrau, Kaufmann y Deutsch se mueven con una naturalidad y un dominio del estilo que elevaron el listón de calidad al máximo nivel artístico.

La variedad en los matices y acentos poéticos y el brillo vocal se dieron la mano en una irresistible versión, con pasión y efusividad lírica y, también, una bien medida teatralidad que animó el fluido diálogo amoroso con toques de humor, pero sin excesos.

Cuestión de sensibilidad y también de humildad a la hora de recrear esta hermosa música manteniendo a raya cualquier tentación divista. Cuestión, también, de complicidades entre los cantantes y un piano que recrea e ilustra el sentido de los poemas con refinados colores y matices. Ante el aluvión de aplausos, regalaron como propinas dos dúos de Schumann y Mendelsshon.