El hotel Sofía renace tras un año de obras con más propuestas de lujo

El grupo Selenta ha invertido 60 millones de euros en renovar los espacios y la oferta gastronómica para abrirlos al público local

Entrada del hotel Sofía de Barcelona.
Entrada del hotel Sofía de Barcelona.EP

Tras más de un año de remodelaciones, al hotel Sofía le ha cambiado la cara. Con propuestas de alto nivel, el lujoso hotel de 5 estrellas introduce un nuevo concepto en el que el diseño, la gastronomía, y los servicios exclusivos de la hostelería pretenden atraer no solo al público visitante, sino también a los sibaritas locales que buscan una buena oferta gastronómica y de ocio adaptada a todos los sabores y presupuestos. El grupo Selenta ha invertido 60 millones de euros en este hotel de la plaza Pius XII, en la avenida Diagonal de Barcelona.

Más información
El grupo Selenta apuesta por Barcelona con el nuevo hotel Sofía

“Abrimos el hotel al público local de Barcelona” ha enfatizado este jueves en la presentación Jordi Maestro, director del establecimiento propiedad del grupo Selenta, que adquirió el inmueble en 2003. Anteriormente denominado Gran Hotel Princesa Sofía, abrió sus puertas en los años 70, convirtiéndose con el paso del tiempo en un icono de exclusividad y opción de alojamiento premium de Barcelona. Acerca de la identidad de Sofía, Jordi Mestre, presidente ejecutivo del grupo no dudó: “Todas las Sofías”.

La renovación ha afectado a todos los espacios, incluida la fachada. Desde su apertura en 1975 no se había realizado una obra de esta envergadura. El hotel dispone ahora de 447 habitaciones y 18 suites de diseño, con un precio medio que ronda los 270 euros. Las estancias más exclusivas, las llamadas Wish, tienen un precio medio que llega a los 12.000 euros la noche. El "pistoletazo de salida", según Maestro, será el Mobile World Congress, semana en la que la ocupación prevista alcanzará el 95%. La plantilla del Sofía es de 250 empleados, y puede aumentar en función de la ocupación. 

El nuevo hotel Sofía cuenta con cinco espacios gastronómicos: dos restaurantes, un book café con estanterías llenas de libros que también ofrece productos de pastelería para llevar, un espacio de ocio nocturno con música y actuaciones en directo y un elegante bar con una imponente barra circular. "Intentamos que la técnica llegue a la mesa, con matices tradicionales pero innovadores", ha destacado el chef Carles Tejedor, asesor gastronómico de las diferentes propuestas culinarias. Opciones que también se suman a los espacios de desconexión y wellness. La planta superior, además, tiene un espacio para albergar eventos privados con vistas de 360 grados de la ciudad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS