Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona despliega un ‘plan renove’ para sus parques infantiles

Colau apuesta por una ciudad más amable e invierte 20 millones de euros para crear 89 nuevos espacios y renovar otros 150

Uno de los espacios de juego infantil en los que se inspirará el Ayuntamiento de Barcelona para renovar sus parques.
Uno de los espacios de juego infantil en los que se inspirará el Ayuntamiento de Barcelona para renovar sus parques.

El pedagogo e ilustrador italiano Francesco Frato Tonucci defiende en una de sus obras más conocidas, La ciudad de los niños (1991) que para hacer urbes más sanas bastaría con tener en cuenta a los niños. Y, de la misma forma, que uno de los indicadores de la mala vida que llevamos en las ciudades es que ya no hay niños jugando en la calle. Este lunes, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, le ha citado cuando ha presentado la apuesta de su gobierno para cuidar y ampliar los parques infantiles.

La idea es "considerar a los niños como sujetos de derecho y el juego como derecho, y hacer un cambio de mirada, una ciudad más amable con los niños mejorará la vida de los vecinos". Para ello el Ayuntamiento invertirá en este mandato 20 millones de euros en crear 89 nuevos parques o espacios lúdicos y renovar otros 150. Hoy la ciudad tiene 813 parques infantiles.

"Es una política transversal del gobierno, prioritaria, y además es una de las cuestiones que los niños sitúan de forma central en la encuesta que se les hizo", aseguró la alcaldesa, que este lunes apuntó que más allá de esta inversión, el Ayuntamiento trabaja en un Plan de juego en el espacio público 2020-2030 para reconocer los beneficios del juego y transformar la ciudad en un espacio más inclusivo, sostenible y saludable.

Los nuevos parques, detalló la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, serán más accesibles para niños con discapacidad, tendrán múltiples propuestas de juego creativo y colaborativo, serán inclusivos por edades, género y origen cultural, habrá espacios verdes y serán seguros.

Además, en algunos casos, como en los parques de la Pegaso y Central de Nou Barris, se diseñarán con la participación de los más pequeños. Estos últimos dos casos serán paradigmáticos del salto de parque infantil vallado (lo que, por cierto Tonucci denosta) a espacio lúdico: todo el espacio del parque estará pensado para jugar, no solo la zona infantil al uso.

En cinco de los nuevos parques se colocarán "elementos singulares", inspirados en ciudades como Berlín o cualquier otra de las urbes europeas donde cualquier padre, madre o menor se queda alucinado con la calidad de los juegos infantiles. Estos cinco espacios serán la plaza del Sol (Gràcia, que actualmente es una plaza dura con terrazas y donde se da el fenómeno del botellón las vísperas de festivo); la de Joanic (también en Gràcia), los jardines de la Indústria (Eixample), los jardines de Celestina Vigneaux (Sants-Montjuïc) y el futuro tramo renovado de la avenida de la Meridiana (en Sant Martí, entre Glòries y Aragó).