Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incendio en el que murieron dos bebés en Ontinyent pudo iniciarse por una quema de rastrojos

La investigación apunta a que el origen del fuego fue accidental, provocado por una chispa que saltó a la casa del exterior

Vivienda de Ontinyent en cuyo incendio han fallecido dos bebés.
Vivienda de Ontinyent en cuyo incendio han fallecido dos bebés.

Las primeras hipótesis de la Guardia Civil en la investigación de las causas del incendio de una vivienda en Ontinyent, en el que murieron dos bebés de diez meses, apuntan a que fue accidental y se inició por una chispa de una quema de rastrojos que estaba realizando el padre de las niñas.

La Guardia Civil ha informado de que el incendio no fue provocado sino que se originó, según las primeras investigaciones, por una chispa que saltó desde el exterior y prendió fuego al interior de la vivienda, situada en el camino de la Moneda, en una zona de chalés y casas aisladas a las afueras de la localidad valenciana.

En el momento del siniestro, el padre se encontraba en el exterior de la casa quemando rastrojos y, al parecer, una chispa saltó hacia el interior de la vivienda, donde estaban las dos bebés.

El incendio se produjo alrededor de las 15 horas del viernes y, a la llegada de los bomberos, el fuego estaba muy desarrollado y no pudieron evitar que la casa, de tres alturas, quedara completamente destruida.

A consecuencia del incendio, fallecieron los dos bebés de diez meses, mientras que el padre fue trasladado al hospital por quemaduras en la cara y un brazo, y ayer recibió el alta hospitalaria.

Más información