Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carla Simón y su ‘Estiu 1993’, premio Ciutat de Barcelona

La filósofa Marina Garcés, la revista '5W' y el escritor Max Besora, otros galardonados

Carla Simon, directora de la pelicula 'Estiu 1993'.
Carla Simon, directora de la pelicula 'Estiu 1993'. EL PAÍS

Estiu 1993 y Carla Simón cosechan otro premio más: el Ciutat de Barcelona en la categoría audiovisual: “por cómo traza el retrato íntimo de una década marcada por el Sida y por cómo filma el mundo a través de la mirada de una niña, trasladando con emoción y autenticidad una experiencia personal”. El jurado ha reconocido tanto la excelencia técnica y, en particular, el trabajo con las actrices. Como ha explicado la directora de cine en, que obtuvo cuatro Gaudís el pasado domingo por ese mismo trabajo, el rodaje con las niñas fue peculiar, primero porque se trabajó en su casa de forma previa y porque no hubo guion buscando la naturalidad. Una forma de enfocar la historia —cómo afronta una niña de seis años la muerte de su madre, después de la del padre tres años antes, por el Sida, y su vida en una nueva familia, que es lo que le ocurrió a la propia Simón— que le valió también premios en la Berlinale, el festival de Málaga y los premios Feroz. Una cuenta que podría engrosarse el domingo cuando se fallen los premios Goya, a los que Estiu 1993 llega con ocho nominaciones.

Los Ciutat de Barcelona, que anualmente concede el consistorio en reconocimiento del talento de la ciudadanía en 19 áreas diferentes de la cultura, sociedad y ciencia, han premiado este año a la filósofa Marina Garcés— pregonera de las fiestas de la Mercè en 2017—por su obra Nova il·lustració radical y por “su capacidad de pensar en los desafíos políticos del presente renovando las herramientas de la filosofía clásica”. Una mirada social, marca del consistorio de Ada Colau, que también está presente en otros galardones, como el Ciutat de Barcelona de medios de comunicación a la revista 5W : “por hacer un periodismo reflexivo” y por considerar que conecta con los valores de la ciudad, “explicando pedagógicamente los grandes conflictos, los movimientos sociales y la diversidad”. Especializada en conflictos internacionales y que funciona como una sociedad limitada controlada exclusivamente por sus trabajadores, el premio les reconoce la “visión humana” en el periodismo internacional y la “tenacidad” del grupo de periodistas que impulsaron el proyecto.

Aventures y desventures de l'insòlit i admirable Joan Ospí, conquistador i fundador de la Nova Catalunya, de Max Besora, es el premio en literatura en lengua catalana “por la singularidad, por el tratamiento de la temática histórica, que abre un campo inédito en la literatura catalana, y por el atrevimiento feliz en el lenguaje y en la actualización de la tradición cervantina y volteriana”, destaca el jurado de ese galardón presidido por Glòria Bordons. En literatura castellana, el Ciutat de Barcelona ha recaído en el poemario Con pájaros que ignoro de Juan Luis Ramos. El premio quiere reconocer el “trabajo constante y silencioso, al margen de los circuitos comerciales”.

La “excepcional interpretación” de la compañía de danza Mal Pelo en la pieza Bach —que se pudo ver en mayo pasado en la sala Hiroshima— ha sido especialmente valorado para la concesión del premio en la categoría de danza. El Ciutat de Barcelona en teatro ha sido concedido a la actriz Imma Colomer por su interpretación en la obra Un tret al cap —que se pudo ver en la sala Beckett el año pasado—. La obra, dirigida y escrita por Pau Miró en la que compartía escena con Emma Vilarasau y Mar Ulldemolins, era una historia tierna y amarga que hablaba de las distintas formas que toma la censura tanto en el ámbito público como en el privado. El jurado del premio valora a Colomer por su “sabiduría escénica que trasciende de su dominio del oficio y la técnica”.

El premio Agustí Duran i Sanpere de Historia de Barcelona reconoce a Alessandro Ravotto por su tesis doctoral La muralla de Barcino que fue presentada en la Universidad Autónoma de Barcelona. La tesis, dirigida por la doctora Isabel Rodàa, ha sido elegida por “la sólida investigación con metodología moderna que hace un análisis comparado entre la primera muralla de Barcelona y otros ejemplos coetáneos de murallas de ciudades italianas”.