Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos tres ‘aluniceros’ con numerosos robos en la región

La Guardia Civil les imputa asaltos en la capital, Villaviciosa de Odón, Pinto y Arganda, entre otras localidades

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal formado por tres aluniceros de nacionalidad española, que se dedicaban a empotrar vehículos robados contra los escaparates para asaltar en los establecimientos. Los agentes del grupo de Delincuencia Organizada de la Comunidad de Madrid iniciaron las investigaciones al detectar que se había producido un incremento de las sustracciones en distintas poblaciones de la región.

Los guardias, que pusieron en marcha la llamada Operación Cerbero Brown, analizaron los robos al detalle y comprobaron que todos se efectuaban por el mismo modus operandi. Los ladrones robaban previamente un vehículo, que después lo empotraban contra el escaparate. Siempre utilizaban vehículos de alta gama, como Audi y BMW. Su jornada de trabajo —como ellos la denominaban— comenzaba a la una de la madrugada y se prolongaba hasta el amanecer.

En una misma noche podían cometer hasta cuatro robos en diversos establecimientos. Sus preferidos eran los estancos, las perfumerías, las tiendas de telefonía y las casas de apuestas, sobre los que previamente habían efectuado una exhaustiva vigilancia. En algunos, los vecinos llegaron a grabarles desde sus ventanas.

Reparto de tareas

Según fuentes de la Guardia Civil, los tres arrestados actuaban de manera coordinada y se repartían las tareas que tenían que efectuar en los robos. Mientras uno se encargaba de conducir, los otros reventaban las cajas registradoras o se apropiaban de la mercancía que tenían almacenados los locales. Su zona de actuación era la Comunidad de Madrid. Los agentes les atribuyen robos en Pinto, Navalcarnero, Villaviciosa de Odón, Arganda del Rey, Rivas-Vaciamadrid, Fuenlabrada, Coslada y la capital, entre otros.

Para evitar el robo que estaban fraguando, los investigadores les detuvieron el pasado día 20 de diciembre. El cabecilla era A. G. B. G., de 34 años. Este se había fugado de un centro penitenciario en el que estaba cumpliendo condena. Los otros dos detenidos, son también españoles de 32 años edad, todos ellos cuentan con antecedentes por hechos similares y fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram