Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las becas de comedor llegan a 100.000 alumnos, pero aún son menos que antes de la crisis

Un 15% de los beneficiarios pertenece a familias que reciben la Renta Mínima de Inserción

El presente curso escolar 2017-2018 se alcanzará la cifra de 100.000 alumnos beneficiarios de becas de comedor en los colegios e institutos públicos y concertados de la Comunidad de Madrid, según los cálculos del Gobierno regional. Se trata de un fuerte incremento respecto a años anteriores (la cifra se llegó a desplomar hasta poco más de 32.000 en el curso 2012-2013), pero todavía está por debajo de los datos más altos de beneficiarios que se llegaron a alcanzar en 2009-2010: 121.000, según la estadística del Ministerio de Educación.

Comedor de un colegio público de San Sebastián de los Reyes.
Comedor de un colegio público de San Sebastián de los Reyes.

El Gobierno regional ha ido revirtiendo en los tres últimos años algunos de los importantes recortes que sufrió la educación madrileña durante la crisis económica. En el caso de las becas de comedor, el gasto ha pasado de 34,4 millones en 2009-2010, a 11 millones en 2012-2013 y a 38 millones este curso, lo que supone un récord, según la Consejería de Educación. Sin embargo, ese aumento no se traducirá de forma proporcional en el incremento del número de beneficiarios. Así, mientras los 34 millones de 2010 permitieron llegar con las ayudas al 15% de los potenciales beneficiarios (tomando como tales todos los alumnos de infantil, primaria y secundaria de la pública y concertada de la región), los 38 millones actuales alcanzarán en torno al 11,7%, es decir, a esos 100.000 becarios que se prevén para este curso, según los cálculos del Gobierno regional a los que ha tenido acceso este diario.

Las becas de comedor no cubren el precio completo de los menús (4,88 euros al día) en la inmensa mayoría de los casos, sino que permiten abonar una tarifa reducida. Los hijos de familias perceptoras de Renta Mínima de Inserción (el subsidio que garantiza unos ingresos mínimos a las familias más necesitadas) pagan un euro por cada comida; este grupo suponía en el primer trimestre del año el 15% de todos los beneficiarios de ayudas de comedor.

Pagan 3 euros los hijos de familias con ingresos bajos, de menos de 4.260 euros de renta per cápita al año (estos son el grueso de becarios, el 82%), los de familias que acrediten la condición de ser víctimas del terrorismo o de violencia de género y los alumnos en acogimiento familiar. Solo una parte muy pequeña, el 0,3%, no paga nada: son los estudiantes cuya tutela está manos de la Comunidad de Madrid.

Todos esos porcentajes están tomados a partir de los datos del primer trimestre, es decir, 79.969 beneficiarios que se convertirán en 100.000 a final de curso, según los cálculos hechos por el Gobierno regional a partir de los incrementos que siempre se producen en este servicio a lo largo del año lectivo. Los padres pueden apuntar en cualquier momento a sus hijos al comedor y solicitar la ayuda correspondiente. Además, este año se ha aumentado el umbral de acceso a las ayudas de 4.200 euros de renta per cápita a los 4.260 actuales.

Apertura en vacaciones

Estas ayudas se completan desde el curso 2015-2016 con la apertura de los comedores escolares durante los periodos vacacionales (Navidad, Semana Santa y verano) para garantizar la alimentación de los alumnos de familias más desfavorecidas. Este 2018, la Comunidad destinará 1,4 millones de euros para este fin. Sin embargo, las necesidades se han cubierto hasta ahora con mucho menos dinero: 272.508 euros para atender a 2.650 alumnos en 2015-2016 y 264.774 euros para 1.637 estudiantes en 2016-2017.

“Las becas de comedor escolar suponen una de las partidas más importantes dentro de ese paquete de becas y ayudas regional y además atienden una de las necesidades más importantes en el desarrollo de un niño como es la comida”, dice un portavoz de la Consejería de Educación, que recuerda que esos 38 millones de euros para ayudas de comedor suponen 6,7 millones más que el curso pasado. Añade que el total destinado a becas y ayudas en enseñanzas no universitarias (transporte, libros de texto, etcétera), 111,6 millones, también son 10 millones más que el curso anterior.

Becas para las escuelas infantiles de la capital

El Consejo de Gobierno de la Comunidad dio ayer el visto bueno al convenio sobre escuelas infantiles que firmará, previsiblemente en las próximas semanas, con el Ayuntamiento de Madrid. Este permitirá destinar una partida de 800.000 euros a atender a unos 2.200 beneficiarios de becas de comedor en las escuelas públicas municipales, cuyo mantenimiento estuvo en entredicho después de que el Ayuntamiento sacara sus centros de la red regional. Aunque el curso está empezado, las ayudas serán retroactivas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram