Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Espero tener a Iceta a mi lado en un Gobierno constitucionalista”

La candidata de Ciudadanos a presidir la Generalitat cree que "hablar de indultos es indicador de que se prepara un tripartito"

Inés Arrimadas, durante la entrevista.

Inés Arrimadas (Jerez de la Frontera, 1981) llega a la cita tras una entrevista tensa en Catalunya Ràdio. Ha dormido poco, ha desayunado con prisas una pieza de fruta y a mediodía le espera un acto en Figueres. El cansancio de la campaña hace mella. La candidata que de pequeña quería ser arqueóloga (“como Indiana Jones, pero en chica”) saluda con prisas y se planta, profesional y con una sonrisa, ante la cámara.

Pregunta. Las encuestas otorgan a Ciudadanos opciones reales de victoria. ¿Se cree esos resultados o desconfía?

Respuesta. Las encuestas nos tienen que servir para ver que es posible, que no es una utopía. Sería un mensaje clarísimo a Cataluña y al resto de España y del mundo de que no hay mayoría social independentista en Cataluña.

P. También apuntan los sondeos que, sin pactos, la gobernabilidad de Cataluña es imposible.

R. Primero vamos a ver cómo queda el reparto de escaños. Aspiro a un Gobierno transversal con las fuerzas constitucionalistas. Y, si al final son necesarios los comunes, los señores de Podemos, creo que antes que alargar el procés les ofreceré que se abstengan para que haya un cambio político en Cataluña. Con una idea clara: si gobernamos, vamos a priorizar las políticas sociales, no el procés.

P. Lo que dice suena difícil porque tanto el PSC como los comunes han adelantado que no permitirán su investidura.

R. Cuantos menos escaños tengan estos partidos, menos tentaciones tendrán de reeditar un tripartito. Lo más importante es que los constitucionalistas sumemos. Los votantes socialistas no van a entender las ganas de Miquel Iceta de hacer un tripartito [de ERC, PSC y comunes] que no sea con los constitucionalistas. Si los números son muy claros, van a tener menos tentaciones. El voto a Ciudadanos es un voto claro a favor de iniciar una nueva etapa política, es el único que puede ganar a ERC y a Puigdemont.

P. Tras las elecciones se iniciará una negociación en la que habrá cesiones. ¿Hasta qué punto está usted dispuesta a ceder?

“Si es necesario, pediré a los comunes que se abstengan”

R. Sé pactar, dialogar y ceder. No sé si el resto de fuerzas va a estar por esta labor o están en el “no es no”, como parece que está Iceta. Quiero ser presidenta de la Generalitat, pero no a toda costa.

P. En un escenario en el que Iceta quede por detrás de usted, ¿estaría dispuesta a apoyarle como presidente con tal de desalojar al independentismo?

R. En una situación excepcional como esta quién ha de liderar la alternativa al independentismo no lo va a decidir Iceta, ni yo, lo decidirán los catalanes. Hay que escuchar a las urnas. Si Iceta es la primera fuerza constitucionalista, le voy a apoyar para que sea presidente de la Generalitat de un Gobierno constitucionalista, no de un Gobierno con Esquerra otra vez. Me gustaría que Iceta dijera lo mismo de mí. Ahora mucha gente del PSC no sabe bien si su voto servirá para que Esquerra tenga un vicepresidente.

P. ¿Contempla una repetición de elecciones?

R. Espero que no. Si Ciudadanos es primera fuerza política y hay una suma de partidos que no son independentistas, estoy convencida de que los nuestros no nos van a perdonar que no lleguemos a un acuerdo.

P. Si los independentistas suman mayoría, ¿qué se debe hacer con el artículo 155?

R. El 155 está pensado para convocar elecciones. Espero que caduque el 21 de diciembre y que no haya que volver a aplicarlo porque el próximo Gobierno no se salte las leyes. Si gobiernan las fuerzas independentistas, van a volver a hacer lo mismo.

“PP y PSOE nunca han salido a ganar a los partidos nacionalistas”

P. ¿Sería partidaria de prorrogarlo?

R. El 155 se aplica cuando hay un Gobierno que, de manera reiterada, se salta las leyes. Si estos señores vuelven a hacer lo mismo volveremos a vivir todo como un dejà vú.

P. Ciudadanos ha abierto el debate sobre la escuela pública en Cataluña. ¿Creen que el adoctrinamiento es generalizado?

R. Creo que no hay que decir ni que es en todas las escuelas, porque sería una generalización injusta, ni llevarlo como una mera anécdota de un caso aislado. Hay una clara intencionalidad del Departamento de Educación de utilizar el sistema educativo para trasladar mensajes políticos. Eso no se puede permitir en democracia.

P. ¿Qué cambiaría del modelo educativo?

R. Se habla mucho del adoctrinamiento, que evidentemente es importante, pero es que somos la comunidad autónoma con más barracones y donde la renta de los padres más afecta al resultado escolar de los niños.

P. Me refería al adoctrinamiento...

R. El cambio será tener un Departamento de Educación que entienda que hay que dejar la escuela al margen de la política. Y después, nuestra propuesta, que es para toda España, es crear una alta inspección que sea independiente para comprobar que no hay casos de injerencia política en las escuelas.

P. Dice a menudo que del procés no ha salido nada bueno. Pero ¿ha extraído alguna lección de lo que ha hecho el independentismo estos años?

R. La lección es histórica. El nacionalismo, si no lo rebates intelectualmente y le dejas hacer, siempre llega al mismo lado: a la separación y al conflicto. Una cosa que han hecho bien los Gobiernos independentistas es centrarse en explicar y en comunicar. En propaganda son unos expertos.

P. ¿Qué autocrítica deberían hacer los constitucionalistas?

R. Los que más responsabilidad tienen son los partidos que han pactado con los partidos nacionalistas [en alusión a PP y PSOE]. Nunca han salido a ganar a los nacionalistas. Nosotros nunca hemos tenido complejos.

P. Suele decir que quiere ser presidenta de todos los catalanes. ¿Qué plan tiene para los dos millones de personas que ahora están convencidos de que el camino es la independencia?

R. Lo primero que ofrezco es respeto, porque a nosotros Puigdemont nos ha insultado. Segundo, decir la verdad. Puigdemont ha prometido la independencia y nos ha quitado la autonomía. A los independentistas les ha prometido una cosa que no les ha dado. Tercero, voy a centrarme en las políticas sociales y económicas, que son las que nos unen. En el ámbito de la independencia, les ofrezco lo mismo que Puigdemont, o sea, nada. Puigdemont no les ha dado la independencia ni un referéndum real. Todas sus promesas eran mentira.

P. ¿Cree que en el futuro habrá que tomar alguna medida de gracia con los líderes del procés?

R. Estamos por la supresión de los privilegios políticos. Queremos eliminar los aforamientos y los indultos por delitos como malversación de fondos públicos.

Si no se le perdona a la gente las facturas del día a día, no quiero indultos para los políticos. Me sorprende que Iceta haya hablado de indulto porque, primero, no hay ninguna condena. Y esto me huele a preparación del tripartito asegurando a ERC: “no os preocupéis que os vamos a indultar”.

P. ¿Se huele el tripartito o tiene datos?

R. Datos no tengo, pero sí el precedente de que ya lo hicieron dos veces. Hablar de indultos ahora es un indicador de que ya están preparando un tripartito. Yo espero que no, yo espero tener al señor Iceta a mi lado en un Gobierno constitucionalista.

P. ¿Cómo está viviendo los insultos y los actos de acoso en campaña?

R. Los partidos independentistas están muy nerviosos con la posibilidad real de que Ciudadanos pueda ganar. Somos el centro de todos los ataques y es una muestra de lo que hemos vivido estos últimos años. El nacionalismo al final lo que hace es señalarte, pero nosotros no vamos a callarnos.

Más información