Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La carrera para suceder a Valls en la Cambra de Comerç arranca sin fecha de elecciones

El abogado Ramon Masià presenta su candidatura para “empresarizar” la institución

La candidatura de Ramon Masià, en el centro, para la presidencia de la Cámara.
La candidatura de Ramon Masià, en el centro, para la presidencia de la Cámara.

La campaña electoral para la presidencia de la Cámara de Comercio de Barcelona arrancó ayer con la presentación de la candidatura del abogado y economista Ramon Masià, empresario de la consultora Serviaux y miembro destacado de la ejecutiva de la Cámara desde hace 20 años. No obstante, la fecha de los comicios para suceder al actual presidente, Miquel Valls, todavía está en el aire.

En 2014 se aprobó la Ley Básica de Cámaras de Comercio de España, que debía ir acompañada de una ley catalana que regulase estas instituciones de derecho público. Sin embargo, tras muchas dificultades, la norma catalana está en fase de anteproyecto y deberá aprobarla el Govern que salga de las elecciones del próximo 21 de diciembre. Valls, presidente de la Cámara desde 2002 tras tres mandatos, es presidente interino desde 2014 a la espera de la aprobación de la ley y, además, los comicios para su sucesión solo puede convocarlos la Generalitat, ahora intervenida, y que tiene de margen hasta el 30 de septiembre de 2018.

Masià fue un estrecho colaborador de Valls y del anterior presidente, Antoni Negre, pero en la presentación de su proyecto fue muy crítico con la gestión de la Cámara, que representa a 400.000 empresas. Masià, quien ya presentó una moción de censura contra Valls, apostó ayer por controlar la institución como si se tratara de una empresa, y anunció un plan de negocio para mejorar en la financiación.

La de Masià es, de momento, la única candidatura, aunque se espera que también se postule Dídac Sánchez y todavía está por definir el futuro de Valls, quien aseguró en agosto que se veía “con ganas” para una reelección, aunque la ley de 2014 estipula un máximo de dos mandatos presidenciales.