Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez acusa a Colau de haber caído del lado del independentismo

El secretario general del PSOE culpa a las derechas de actuar con "enorme ceguera" ante el proceso secesionista

Pedro Sánchez, en un momento de su discurso en la Internacional Socialista.
Pedro Sánchez, en un momento de su discurso en la Internacional Socialista.

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, ha acusado este mediodía a Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, de haber abandonado por fin sus meses de "equilibrio" y haber caído al final del lado del "lado equivocado", el del independentismo que, en su opinión, no tiene "nada de izquierdas". El líder socialista ha reprochado a la alcaldesa que el secesionismo solo implica subordinarse y aceptar "la fractura de la convivencia, la insolidaridad y la amenaza de cientos de miles de puestos de trabajo".

Una propuesta "negociada y dialogada para Cataluña"

La Internacional Socialista ha aprobado por unanimidad una resolución en la que promueve una solución negociada y dialogada en Cataluña dentro del Estado de Derecho y que culmine en una reforma de la Constitución en sentido federal y en un nuevo Estatuto en Cataluña. La propuesta es la que siempre ha defendido Iceta. El texto concluye que en Cataluña no existe una mayoría social a favor de la independencia y "mucho menos partidaria de caminos que conducen a la salida de la legalidad democrática". El documento recalca que la unilateralidad ha generado "la marchad e 2.000 empresas, la fractura social, el aislamiento internacional y el debilitamiento de las instituciones catalanas". Por último, apunta que la "postura inmovilista" del Gobierno ha sido "altamente irresponsable" y ha contribuido a "agravar" el problema.

En el discurso de clausura del consejo de la Internacional Socialista, que se ha celebrado desde este viernes en Barcelona, Sánchez ha realizado un duro retrato del independentismo al que ha acusado de formar parte de la agenda "reaccionaria" de Europa. "Cataluña no está mejor ni política, ni social ni económicamente que hace cinco años", ha subrayado. Por ello, el secretario general del PSOE ha reivindicado el legado que los socialistas han dejado en Barcelona, que han gobernado la mayor parte de las tres últimas décadas, al considerar que son los que mejor han entendido el espíritu de una ciudad vanguardista y solidaria.

El mensaje de Sánchez se ha producido justo después de que se haya consumado la fractura del gobierno municipal en Barcelona al romperse la alianza entre Barcelona en Comú y el PSC. La ruptura ya ha comportado las primeras consecuencias: el PSC forzó este viernes a la alcaldesa a revisar su plan de hoteles, el proyecto estrella de su mandato. Ante un auditorio integrado en su mayoría por ponentes extranjeros, Sánchez ha omitido hacer alusión alguna a la posición de su partido sobre la aplicación del artículo 155; su rechazo a investir a Inés Arrimadas en el caso de que sea la candidata constitucionalista que obtenga más votos o el encarcelamiento de los exconsejeros y de Carles Puigdemont.

Tras afirmar que las vías unilaterales solo comportan "pobreza, aislamiento y fractura social", Sánchez ha criticado también a las "derechas" por reaccionar con "enorme ceguera" ante el independentismo. "Nunca vamos a dejar que nadie se apropie de la idea de Cataluña o de España. Nuestra diferencia con el PP y Ciudadanos es que no somos España: somos todos sin exclusiones", ha sostenido. El socialista ha contabilizado tres errores que, en su opinión, está cometiendo Rajoy: aspirar a gobernar a Cataluña sin escucharla; apostando por el "inmovilismo" que implica "agigantar" los problemas y, por último, repetir el error de "recentralizar" el Estado con la involución autonómica.