Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

Villaverde no se para

El autor sostiene que los recortes municipales para ajustarse a la Ley de Estabilidad no afectarán a las políticas sociales, sino a la adquisición de suelo en el distrito

La semana pasada comunicamos desde el Ayuntamiento de Madrid al Ministerio de Hacienda las primeras medidas que tomaríamos ante unas exigencias que consideramos injustas. Montoro quiere imponer una “estrecha senda de la estabilidad” (en palabras de nuestra alcaldesa, Manuela Carmena) que prefiere que los recursos municipales estén paralizados en bancos antes que invirtiéndose en la gente.

De esa comunicación salieron análisis alejados de la realidad: Uno de ellos señalaba que Villaverde, uno de los distritos que presido, perdería el 42% de las inversiones sociales previstas. Lo cierto es que de los nueve millones de retenciones presupuestarias atribuibles a Villaverde, 6,3 hacen referencia a adquisición de suelo, no a bibliotecas, ni a centros de servicios sociales.

Nos gustaría disponer de esos 6´3 millones de euros para obtener suelo, consideramos injusta y arbitraria la forma en la que el señor Montoro trata al Ayuntamiento de Madrid y creemos que lo que nos jugamos en este debate felizmente abierto sobre financiación local son los deseos y derechos, no ya de los madrileños y las madrileñas, sino de los municipios al completo. Voten lo que voten, gobierne quien gobierne.

Una vez nos vemos obligados a elegir que partidas debemos comprometer, lo hacemos con un único criterio, que no afecte a los proyectos que los vecinos y vecinas de Villaverde han establecido como necesarios y prioritarios. La biblioteca de Butarque no está paralizada (ni lo estará), el centro comunitario necesario para Villaverde bajo no está paralizado (ni lo estará) La propia adquisición de suelo a la que hago referencia no se podrá hacer este año, pero tampoco se parará.

En cualquier caso, cuando nos obligan a elegir qué partidas poner a disposición, preferimos la adquisición de suelo a otras inversiones, cómo son las escuelas infantiles, cómo son las obras del campo de fútbol del barrio de San Cristóbal, en ejecución actualmente después de años de abandono absoluto, como son otra inversiones que tanto necesita un distrito afectado por el desequilibrio territorial como Villaverde.

Los vecinos y vecinas de Villaverde y de todo Madrid deben saber que hemos aplicado las medidas a las que nos obliga el Ministerio, aunque no compartamos su criterio. Antes y ahora cumplimos la ley, pero lo hacemos usando las herramientas que tenemos a nuestra disposición (cómo la gestión presupuestaria) para que no supongan problemas para las personas que los habitan.

Villaverde no se para, fundamentalmente porque los vecinos y vecinas del distrito y el tejido asociativo riquísimo del mismo no lo permitirían. Mande quién mande, gobierne quien gobierne. Especialmente si quién pretende gobernarnos no es quién han elegido las urnas de nuestra ciudad.

Guillermo Zapata es concejal presidente de la Junta Municipal de Villaverde.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram