Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Comités en defensa de la República colapsan Cataluña

Estos grupos vecinales, vinculados a la CUP, cortan más de 50 carreteras y bloquean el AVE en Girona

independencia cataluña
Corte de trafico con fuego en la Ronda de Dalt a la altura de Cornellà. EL PAÍS

En el colapso de este miércoles en más de 50 tramos de carretera en Cataluña y parte de la red ferroviaria, han tenido un papel clave los llamados Comités en Defensa de la República (CDR), una suerte de asambleas locales independentistas que planificaron con antelación la movilización de hoy.

Los CDR, como se conocen coloquialmente, nacieron varias semanas antes del 1 de octubre con el objetivo de garantizar la celebración del referéndum, suspendido por el Tribunal Constitucional. Dos noches antes del día de la votación, estos grupos lograron coordinar a miles de personas para ocupar colegios electorales en toda Cataluña y evitar la entrada de la policía, que tenía la orden de impedir la consulta ilegal.

Estos grupos han demostrado que son un agente movilizador consolidado entre las filas independentistas. Durante la jornada de huelga han provocado un caos circulatorio en toda Cataluña. Los cortes a primera hora de la mañana se han llevado a cabo con cierto secretismo, pero durante el día las llamadas a través de Twitter han ayudado a coordinar a miles de personas en diferentes puntos del territorio, también en estaciones de tren como la del AVE en Girona, donde miles de personas han ocupado los raíles desde las ocho de la mañana.

Unas 10.000 personas bloquearon las vías hasta las 21 h y no dejaron salir a ningún tren de alta velocidad. En total, más de 150.000 usuarios han resultado afectados en Cataluña por los cortes de tráfico ferroviario, tanto en Barcelona como en Girona, según han informado ADIF y Renfe, que ha decidido suspender todos los servicios en la estación de Sants, colapsada también hasta las nueve de la noche.

Estudiantes abandonan la estación de Sants a última hora de este jueves.
Estudiantes abandonan la estación de Sants a última hora de este jueves.

Los manifestantes también ocuparon otras vías limítrofes de Cataluña con Francia, Andorra, Aragón y Comunidad Valencia. El principal ejemplo ha sido el corte en Borrassà (Girona), que colapsó la frontera de La Jonquera. Agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra han retirado a los últimos protestantes que se resistían a abandonar la calzada.

Los CDR agrupan a personas de varias sensibilidades políticas y trabajan en coordinación con las entidades independentistas ANC y Òmnium, aunque sus asambleas están integradas básicamente por independentistas. Desde sus inicios, estos comités vecinales han estado vinculados a la CUP. En Barcelona, algunos de estos grupos locales que hay en cada barrio de la ciudad nacieron al calor de locales y ateneos populares donde se reúnen grupos de la izquierda independentista. Al igual que los anticapitalistas de la CUP, deciden sus acciones y protestas en asamblea.

Este movimiento intentó ha intentado demostrar que para colapsar la circulación de un territorio de 32.000 kilómetros cuadrados como Cataluña no son necesarias grandes movilizaciones, sino que basta con movilizar a varias decenas de personas en puntos claves como los accesos principales de Barcelona. El corte en la Ronda de Dalt desde las 7:15 hasta las 12 es un ejemplo de ello. 

Dos grupos de 100 personas ocuparon los dos sentidos de la vía a la altura de la salida 7, en Vallcarca. Durante la primera hora de la protesta, decenas de conductores, cansados de esperar para poder acudir a su puesto de trabajo, se encararon con los manifestantes que habían sido convocados por el CDR de este barrio del norte de Barcelona a través de su cuenta de Twitter.

Aunque a última hora de este miércoles los mensajes que circulaban entre los activistas iban dirigidos a parar la movilización, han asegurado que en los próximos días seguirán movilizándose.

Más información