Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC solo aceptará una lista única soberanista si participa el partido de Colau

Los republicanos ya tienen lista su candidatura si no prospera la unidad pedida por la ANC

independencia cataluña
Marta Rovira, en la reunión de la ejecutiva nacional de ERC.

Este martes vence el plazo para inscribir coaliciones en las elecciones catalanas del 21 de diciembre, y la posibilidad de que haya una lista que aglutine al independentismo y a los contrarios a la aplicación del artículo 155 de la Constitución disminuye. El expresident Carles Puigde- mont abogó ayer por una lista amplia, lo que ERC condicionó horas después a que estén todas las fuerzas soberanistas, incluidas la CUP, Catalunya en Comú (el partido de Ada Colau) y parte de Podem.

Ante todo, ERC descarta reeditar Junts pel Sí, la coalición que gobernó en Cataluña hasta hace dos semanas y donde convivía con el PDeCAT, Demòcrates, MES y candidatos independientes procedentes de las asociaciones Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium. El mandato del consejo nacional de los republicanos, celebrado ayer en Barcelona, es que la posible lista unitaria sea más amplia e incluya también a la CUP y a parte de Catalunya en Comú y Podem. O, si no se consigue, que se acuda por separado a los comicios. De hecho, ERC aprobó ayer una lista propia —que queda hibernada a la espera de ver si hay coalición— y en la que los primeros puestos están reservados a Oriol Junqueras, Marta Rovira y los exconsejeros encarcelados por desde el pasado jueves.

Tanto ERC como el PDeCAT han instado a que la cita del 21-D sobrepase al independentismo y atraiga a las fuerzas que han rechazado claramente la aplicación del artículo 155. El objetivo de fondo es conseguir una candidatura que logre más del 50% de los votos potenciales y obtener una mayoría tanto en sufragios como en escaños. El expresident Carles Puigdemont y la jefa de filas del PDeCAT, Marta Rovira, pidieron el viernes la lista unitaria, pero de una manera más genérica. ERC puso sobre la mesa una condición restrictiva: o todos o nada, algo muy difícil de conseguir.

La dificultad radica en varios puntos. El primero es que el mar- tes vence el plazo para presentar las coaliciones electorales y la CUP no decidirá hasta el próximo fin de semana cómo acude a los comicios. Además, Podem no finaliza hasta el próximo martes su consulta interna sobre si acudirá conjuntamente con Catalunya en Común. Esta formación, además, cree que no es tiempo de diluirse en grandes coaliciones, aunque apuesta por acciones coordinadas para enfrentarse a la aplicación del 155 en Cataluña.

También pesa el camino recorrido. Neoconvergentes y republicanos quieren resaltar su obra de Gobierno conjunta, pero también saben que ERC, con las encuestas en la mano, es la más beneficiada de ir en solitario.

Esta polémica sobre la lista única también la vivieron ambos partidos cuando se conformó Junts pel Sí, en 2015. Las forma- ciones tenían recelos sobre la aventura en común, pero la presión de las entidades independentistas (ANC y Òmnium) terminó por forzar la unión. Ahora, como entonces, ninguno de los dos partidos quiere ser visto como el que sabotea una lista unitaria.

Con un revival de Junts pel Sí descartado, ERC también puso so- bre la mesa un frente común de trabajo con otras fuerzas si va en solitario. De hecho, la número dos del partido, Marta Rovira, ni siquiera abordó el asunto de la lista única en su intervención abierta a los periodistas. La propuesta de Puigdemont de liderar la candidatura conjunta no hizo mover ni un ápice la posición de ERC.

Rovira —eludiendo la separación de poderes— retó al Gobierno a dejar en libertad a los exconsejeros y a loslíderes de la ANCy Òmnium, encarcelados por orden judicial, como un gesto para probar que las elecciones del 21-D tienen garantías, si bien las ve “ilegales e ilegítimas”. “El Estado tiene esta primera prueba: si quiere demostrar que realmente es demócrata tiene que dejar en libertad a los líderes de las formaciones que concurren”, dijo.

Rovira llegó a deslizar que ERC no participaría en las eleccio- nes si no se liberaba a Junqueras y los demás presos. Un posiciona- miento que después matizó en Twitter y a través de su portavoz. “Todas las ideas tienen que concurrir en igualdad de condiciones y ellos no tienen presos políticos. Es el mismo efecto que ilegalizar un programa electoral”, explicó.

Antes que independentistas somos demócratas”, dijo Rovira. El consejo comenzó con un aplauso y gritos de “libertad”. Después, la líder en funciones de ERC envió un mensaje de solidaridad a Junqueras y al resto de exconseje- ros republicanos que se encuentran en prisión preventiva.

Más información