Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La redención de Don Juan Tenorio

Guillermo Serrano y Ana Batuecas protagonizan la 33º edición del clásico de Zorrilla que se representa en Alcalá

Una representación de Don Juan Tenorio en Alcalá. Ampliar foto
Una representación de Don Juan Tenorio en Alcalá.

En la apartada orilla de Alcalá de Henares, Don Juan Tenorio tiene que reinventarse cada año, y ya son 33. En esta ocasión el aristócrata sevillano experimenta una transformación absoluta gracias a Doña Inés, catalizadora de un amor que redime y que abre al protagonista las puertas al arrepentimiento y el perdón. “Intento salvar a Don Juan a través de la pasión. Es un hombre enamorado. En la mayoría de montajes lo condenan a ser un personaje malvado”, subraya el director, Pedro Antonio Penco. El clásico de Zorrilla, protagonizado por Guillermo Serrano y Ana Batuecas, se representa gratis y al aire libre en la ciudad complutense este viernes y sábado a las 20.00.

Pese a que fue estrenada hace más de un siglo y medio, la obra sigue gozando de una extraordinaria popularidad. Tanta que, el año pasado, las dos jornadas teatrales congregaron a más de 20.000 personas en Alcalá. Las sombras nocturnas y los primeros fríos de otoño otorgan al recinto amurallado de la Huerta del Obispo la magia necesaria para vivir la historia con intensidad. Una vez más, el Palacio Arzobispal acoge este símbolo de la ciudad. De hecho, el Don Juan de Alcalá fue declarado Fiesta de Interés Turístico Regional en 2002. En esta edición, y como novedad, el ensayo general, que se celebra el jueves a las 20.00, se abre por primera vez al público.

La apuesta que Don Juan cierra con Don Luis, su rival para conquistar el corazón de Doña Inés, desencadena una trama de traiciones, aventuras y pasión. Mucha pasión, insiste Penco. “Hacemos un homenaje al Romanticismo, con su estética, pero también a nivel interpretativo. En mi montaje, Don Juan está muy enamorado, más que Doña Inés”. Guillermo Serrano, el actor cacereño que encarna el papel protagonista, profundiza en esa línea: “Debe estar muy enamorado para que su error genere un fuerte impacto en el espectador”. Ana Batuecas, que interpreta a Doña Inés, promete sorpresas. Y asegura: “Este Don Juan es muy humano”. Memé Tabares hará de Brígida, Fermín Núñez de Don Luis y una veintena de actores locales del grupo Duelos y Quebrantos también formarán parte del elenco.

Gira por España

“He querido homenajear a la película Lo que el viento se llevó. Como en ella, en este Don Juan suceden cosas con mucha fuerza. No hay equidistancia, no hay cartón piedra”, subraya Penco. La historia ha sido versionada por Miguel Murillo para la productora extremeña De Amarillo. Se trata de una obra itinerante que, desde que se estrenó el 21 de julio en el Festival de Teatro Clásico de Cáceres, ha recorrido gran parte de España. La gira les llevó el martes hasta Plasencia (Cáceres) y en las próximas semanas actuarán en Haro (La Rioja) y en varias localidades de Extremadura.

Alcalá representa el Don Juan de forma ininterrumpida desde 1984. “Acudir a los pases en nuestra ciudad significa vivir el teatro de forma única”, afirma su alcalde, Javier Rodríguez Palacios. Lo certifica Ana Batuecas, Doña Inés esta temporada: “Para mí es un auténtico privilegio. Soy de Madrid y venía de pequeña. Los alcalaínos quieren mucho a esta tradición, tanto que ahora me siento como una estrella del rock”. Incide en ello su Don Juan, Guillermo Serrano: “Nunca me habría imaginado estar aquí. Mi personaje ha sido interpretado por los mejores actores de este país y eso genera un respeto”.

Más información