La Guardia Civil requiere una copia del correo electrónico de Trapero

El instituto armado pide información del referéndum en una decena de comisarías de Mossos por orden de la Audiencia Nacional

Dos agentes de la Guardia Civil en la comisaría de Lleida el 19 de octubre.
Dos agentes de la Guardia Civil en la comisaría de Lleida el 19 de octubre.EFE

La Guardia Civil requirió este martes una copia del correo electrónico de Josep Lluís Trapero, el cesado jefe de los Mossos, en el complejo central del cuerpo autonómico. Los agentes ya habían buscado esa información en el centro de tecnología de la Generalitat, que almacena estos datos. Además, pidieron las comunicaciones internas de la policía autonómica el 1 de octubre en nueve sedes policiales. Los guardias actuaron por orden de la Audiencia Nacional, que investiga la actuación de los Mossos.

El instituto armado se presentó por la mañana, de manera simultánea, en diversas dependencias de los Mossos d’Esquadra. Los agentes pedían las comunicaciones internas por las emisoras de la policía catalana durante el 1 de octubre. Por eso entraron en las salas de mando de las regiones policiales, donde se almacenan ese tipo de datos. Acudieron a las dependencias de Barcelona, Sant Feliu de Llobregat, Granollers, Girona, Sabadell, Tarragona, Tortosa, La Seu d’Urgell y Manresa.

Los agentes, algunos de ellos de la división de delitos tecnológicos, se presentaron vestidos de paisano, cargando unas maletas negras en las que disponen de todo el material para poder copiar los datos que necesitan. En algunos de los lugares, la gestión fue rápida.

Uno de los edificios a los que acudieron fue el complejo central de Mossos Egara, en Sabadell. Allí los investigadores pidieron las comunicaciones internas de la zona policial del área metropolitana norte, ubicada allí, y también un volcado del correo electrónico de Trapero, según fuentes policiales. La Guardia Civil ya pidió esa información del exjefe del cuerpo cuando se presentó en el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías (CTTI) de la Información de la Generalitat hace unas semanas. El CTTI conserva durante un tiempo una copia de todos los datos de correos oficiales y servidores de los trabajadores de la Generalitat.

Desde hace semanas, se repite un goteo de actuaciones de la Guardia Civil para aclarar el papel de los Mossos durante el referéndum. En ese contexto, el CTTI ha desempeñado un papel central, precisamente, por la información que maneja y almacena. El instituto armado ya se personó allí el 20 de octubre.

En aquella ocasión lo hizo por orden del Juzgado de Instrucción Número 4 de Lleida, que investiga a los Mossos por una denuncia de un particular. Se requirieron copias de correos electrónicos y comunicaciones internas. Un día antes se presentaron en la comisaría de Lleida donde solicitaron el volcado de los teléfonos móviles de dos inspectores y de un agente de la policía autonómica.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Ministerio del Interior recordó ayer que todas las actuaciones de la Guardia Civil responden a instrucciones de jueces, y que se respeta la separación de poderes. Las investigaciones que está llevando a cabo el instituto armado están socavando la ya maltrecha relación con la policía catalana. Pero en los últimos días, tras la intervención del Gobierno de Rajoy y el nombramiento del comisario Ferran López como sustituto de Josep Lluís Trapero, se ha rebajado el tono y la tensión hacia los Mossos.

Pero eso no cambia el curso de las investigaciones judiciales abiertas a raíz del 1 de octubre, cuando el Gobierno acusó a la policía autonómica de inacción y su interlocutor con los Mossos, el coronel Diego Pérez de los Cobos, les culpó de incumplir con el dispositivo pactado y obligar a la Guardia Civil y a la Policía Nacional a actuar.

En la actualidad, hay una docena de juzgados que investigan lo mismo: qué hicieron los Mossos esa jornada. Uno de los que instruye una causa más amplia es el de Instrucción 4 de Lleida, según fuentes judiciales. Además, hay otra docena de jueces salpicados por Cataluña, que recibieron denuncias de particulares por la presunta inacción de Mossos. También la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que ordenó impedir el referéndum ha pedido datos sobre cómo actuó la policía catalana.

La Audiencia Nacional ha solicitado información muy exhaustiva: ha requerido los números de identificación de los 7.800 mossos que actuaron, y detalles concretos colegio a colegio. A eso se suman las diligencias de este martes. La investigación está bajo secreto de sumario

Con información de Marc Rovira y Marta Rodríguez

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS