Junqueras da por hecha la independencia

El Govern y los diputados de Junts pel Sí se reúnen para intentar cerrar filas en torno a la declaración de secesión

Reunión de Gobierno de la Generalitat de Cataluña.Foto: atlas | Vídeo: Massimiliano Minocri | ATLAS

El Gobierno “no ha dejado otra opción” que declarar la independencia, aseguró ayer el líder de ERC y vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, en una entrevista con la agencia de noticias estadounidense AP, a menos de 48 horas de que el Senado apruebe las medidas de intervención de Cataluña al amparo del artículo 155 de la Constitución. Se trata de una declaración de intenciones que llega en pleno intento del president, Carles Puigdemont, de mantener la unidad del independentismo en su momento más crítico. Las costuras del bloque secesionista llevaban días en máxima tensión y ayer acabaron por reventar. Puigdemont se inclina también por declarar la independencia y descartar las elecciones, pese a las dudas de algunos de sus consejeros.

Junqueras aseguró a la agencia Associated Press (AP) que trabajarán “para construir la república”. “Entendemos que hay un mandato democrático para instaurarla”, dijo en referencia al resultado del referéndum ilegal del pasado 1 de octubre. La entrevista se realizó en una jornada que supuso una auténtica montaña rusa para el independentismo. Puigdemont citó a las siete de la tarde en el Palau de la Generalitat a sus consejeros, los diputados del grupo parlamentario Junts pel Sí, representantes del municipalismo y el expresident Artur Mas. Al mismo tiempo, 1.200 personas se congregaron en la plaza de Sant Jaume de la capital catalana para rechazar una eventual convocatoria de elecciones, según la Guardia Urbana.

El largo cónclave del Palau, que ha durado en total siete horas, ha acabado sin conclusiones definitivas y este jueves Carles Puigdemont continuará los contactos en las horas previas a la celebración del Pleno. Ninguno de los dirigentes que ha participado en la larga sesión ha querido hacer declaraciones públicas y han salido del Palau en coche o a pie repartidos por las diferentes puertas. El consejero Santi Vila, cuyo jefe de prensa ha negado por segunda vez en tres días que hubiera presentado la dimisión, se ha limitado a decir: "Ha ido bien (la reunión), como siempre". Marta Pascal, coordinadora del PDeCAT, ha abundado: "Entender que no podamos decir nada". Junts pel Si celebró con antelación una reunión de tres horas en la que confirmó que es partidario de levantar la suspensión de la declaración de independencia sin convocar comicios. Muchos diputados tienen la percepción de que la decisión del Gobierno central de aplicar el 155 es, hagan lo que hagan, irrevocable. Miembros del Govern del PDeCAT se resisten sin embargo a que no se convoquen elecciones. ERC y la CUP se inclina abiertamente por levantar la suspensión de la declaración, informa Àngels Piñol.  En el supuesto de que se llegue a una votación se podría artícular a través de las propuestas de resolución del pleno..

Más información
Puigdemont no irá al Senado ni mañana ni el viernes
Ciudadanos cierra filas con Rajoy sobre la aplicación del artículo 155
Puigdemont no irá al Senado ni mañana ni el viernes

La cohesión entre los partidos y entidades separatistas se empezó a fracturar hace dos semanas, tras la declaración y congelación de la independencia que hizo Puigdemont en el Parlament apelando a la necesidad de una mediación internacional. La CUP, la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium aceptaron la hibernación del mandato del referéndum y dieron un voto de confianza al president, no sin mostrar sus dudas. Quim Arrufat, el portavoz del partido anticapitalista, aceptó que la confianza quedaba “tocada” después de que a última hora se cambiara el acuerdo sobre la declaración de secesión.

Las costuras de la cohesión se tensaron aún más cuando se puso sobre la mesa un posible adelanto electoral como respuesta a la intervención de competencias autonómicas que figura en la Constitución para obligar a la Generalitat a volver a la legalidad. El plan de la mediación dio frutos muy escasos o nulos, más allá de las críticas al Ejecutivo por las cargas policiales del 1 de octubre. Hasta entonces, las diferencias dentro del Govern se podían sobrellevar, pero todo cambió en la noche del martes, cuando Puigdemont terminó por perfilar la declaración de independencia.

Portes Obertes del Catalanisme pide elecciones

Portes Obertes del Catalanisme, la entidad que defiende una tercera vía entre el inmovilismo del PP y la proclamación de independencia, pide al presidente catalán Carles Puigdemont que renuncie a la declaración unilateral de independencia (DUI) y que convoque elecciones. Según la asociación, esta sería una forma de evitar la aplicación del artículo 155, “de consecuencias imprevisibles” para el ”autogobierno y para el estado de las autonomías y que podría agravar todavía más la fractura social, política y económica que se da en Cataluña”. Portes Obertes hace un llamamiento a partidos políticos y entidades a dialogar, a "recuperar la normalidad" y a trabajar para mejorar el autogobierno.

El comunicado está firmado por los exdiputados de CiU, Josep López de Lerma y Jordi Casas, el exconsejero de Trabajo de CiU Ignasi Farreres, el exconsejero de Comercio de CiU Lluís Alegre, el exprimer secretario del PSC Pere Navarro, el exalcalde socialista de Barcelona Jordi Hereu, el exdiputado de ICV Ramon Espasa, el exdiputado del PP en el Congreso Jordi de Juan, el ex director de Catalunya Ràdio Félix Riera o el filólogo Joan Corominas, entre otros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las diferencias entre partidarios y contrarios a esa medida unilateral se han acentuado. Las fronteras entre partidos se están borrando y dirigentes tanto del PDeCAT como de ERC aconsejan a Puigdemont que descarte tal declaración. Creen que solo así será posible al menos minimizar el impacto del artículo 155. Esa fórmula permitiría, además, atraer al partido de Ada Colau o incluso al PSC y cumplir con otro de los mandatos que el PDeCAT dio al president en el pasado consejo nacional de la formación: defender las instituciones catalanas.

En el fondo, también asoma cierto pragmatismo. No es que los independentistas del Govern hayan dejado de serlo, sino que consideran contraproducente una declaración unilateral si no puede tener efectos inmediatos —la Generalitat no está técnicamente preparada para la independencia— y además pone a sus impulsores ante la justicia. En el seno de los republicanos también existe el debate de si en las actuales circunstancias es muy difícil ejercer la soberanía. Quienes expresan esta vía recuerdan que ningún actor internacional reconocerá una Cataluña independiente como resultado de un referéndum celebrado sin garantías.

Hay voces que creen que unas elecciones, combinadas con una declaración de independencia simbólica, pero sin efectos jurídicos, permitirían hallar una salida. Esta fórmula era defendida por el consejero de Empresa, Santi Vila, del PDeCAT, que rechaza dicha declaración como única opción.

La posición de este consejero, que tradicionalmente ha defendido un independentismo más tibio, tenía a última hora de ayer al Govern al borde de una crisis de primer nivel. Vila no ha dimitido formalmente, pero su renuncia se daba por descontada en los despachos de la Generalitat si la decisión de Puigdemont es la declaración unilateral de independencia. Otros consejeros que han expresado reservas sobre esa vía son de ERC. Es el caso de Carles Mundó (Justicia), si bien su continuidad no estaba anoche en entredicho Mundó escribió en Twitter: “Mi compromiso con el Govern es inequívoco”.

“No perderemos el tiempo”

Lo último que se puede permitir ahora Puigdemont es una crisis de gobierno. Las grietas en la cohesión del Govern fue también un factor fundamental para que Puigdemont decidiera no acudir hoy al Senado a exponer sus alegaciones contra la aplicación del artículo 155, que remitirá a la Cámara alta por escrito. La explicación de la Generalitat, sin embargo, fue otra. El propio Puigdemont escribió en Instagram: “No perderemos el tiempo con aquellos que ya han decidido arrasar el autogobierno de Cataluña. Seguimos. #CatalanRepublic

El grupo parlamentario de Junts pel Sí celebró ayer una reunión de casi tres horas en el que cerró filas respecto a la opción de la declaración uniletaral. En el supuesto de que se llegue a una votación se podría artícular a través de las propuestas de resolución del pleno..

La CUP alertó el martes de que Puigdemont tenía sobre la mesa la posibilidad del adelanto electoral, que los anticapitalistas rechazan por considerarlo una “traición” a los votantes del referéndum. Los llamados Comités de Defensa del Referéndum, auspiciados entre otros por los antisistema, convocaron ayer una concentración para pedir que se aborte la idea de unas elecciones autonómicas. La plataforma de agricultores Assamblea Pagesa declaró ayer de manera simbólica la independencia en una decena de municipios como Bellpuig o Sant Climent de Taüll (Lleida).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS