Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprobada la gestión de Maíllo en Izquierda Unida con el 89% de apoyo

Los delegados le han respaldado con 10 puntos más que el informe de su antecesor, Valderas

El coordinador de IU, Antonio Maíllo, durante la última sesión de control del Parlamento de Andaluz.
El coordinador de IU, Antonio Maíllo, durante la última sesión de control del Parlamento de Andaluz. EL PAIS

El Plenario de la XXI Asamblea andaluza de Izquierda Unida ha aprobado el informe de gestión presentado por el coordinador general y candidato a revalidar el cargo, Antonio Maíllo, con el apoyo del 89,64% de los 280 delegados que han ejercido derecho al voto, cuando estaban llamados a participar un total de 406. Así, ha rechazado el documento el 7,5% del Plenario, mientras que un 2,85% se ha abstenido.

El informe de Maíllo ha obtenido 10 puntos más del que obtuvo el excoordinador general Diego Valderas, que consiguió un apoyo del 73,9% de los delegados a su informe de gestión, presentado en la anterior asamblea, celebrada en 2013 y en la que el actual líder de IU tomó el relevo al frente de la organización

Después de que Maíllo presentara el informe ante el Plenario, representantes de todas provincias andaluzas tomaron la palabra para posicionarse ante el mismo. Así, tanto algunos portavoces como los coordinadores provinciales de Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Jaén y Málaga, han trasladado el respaldo mayoritario de sus provincias al referido documento. Las voces críticas han surgido en algunos sectores de Huelva y Sevilla, provincias que no han respaldado de forma unánime el informe de la dirección.

Entre otros llamamientos, los coordinadores provinciales han defendido la confluencia con otras fuerzas políticas para construir una alternativa en Andalucía. No obstante, también han incidido en que la dirección debería hacer más autocrítica en algunos aspectos de su gestión en los últimos cuatro años.

En su intervención final antes de que se sometiera a votación su informe de gestión, Maíllo ha puesto en valor que las críticas que ha recibido el documento reflejan que IU es una organización "viva y profundamente democrática". Además, ha defendido que el mismo es "una constatación honesta de lo que ha ocurrido en los últimos cuatro años" con el que ha intentado hacer un relato "lo más transparente posible".