Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
TEATRO

Tengo cáncer de mama, pero no me mires con pena

La teta lisa, una obra teatral basada en testimonios reales de mujeres que superaron la enfermedad, se estrena en la sala Mirador

Cybele Buffile, en una imagen promocional de 'La teta lisa'.
Cybele Buffile, en una imagen promocional de 'La teta lisa'.

Hace tres años Rosa Juan Devesa vivió una especie de revelación. Estaba documentándose sobre el cáncer de mama en una biblioteca de Barcelona y cargaba con una gran pila de libros sobre la enfermedad. De pronto, al alzar la vista, sintió un escalofrío. “Me di cuenta de que me había convertido en el centro de todas las miradas. Miradas de pena, de temor. Estigmatizada. Y sentí de verdad, sin estar enferma, lo que siente una mujer cuando los demás descubren que tiene cáncer”, recuerda. En ese momento tomó una de las decisiones más importantes de su vida. Dejó su empleo en la farmacia donde trabajaba desde hacía una década para dedicarse por entero a escribir un texto teatral sobre el tema.

Así nació La teta lisa, la obra de teatro que se estrena esta noche en la sala Mirador y que podrá verse durante todo octubre, coincidiendo con el Mes Internacional del Cáncer de Mama. El texto está basado en testimonios reales de mujeres que superaron la enfermedad, recopilados a lo largo de un año por Rosa Juan Devesa. “Durante meses me dediqué a acompañarlas a sus citas médicas, sus tratamientos, sus esperas, sus ratos de ocio… Eso me permitió conocer todas las etapas, desde el diagnóstico hasta la curación, que en absoluto significa el final porque las consecuencias permanecen: la mastectomía, la pérdida de pelo, el miedo a que todo empiece otra vez…”, explica la autora. “Pero en absoluto esto se expresa en forma de drama. Al revés, desde el primer momento mi intención fue abordar el tema sin dramatismos, con naturalidad y sin tabúes. Es increíble la cantidad de tabúes que hay alrededor de esta enfermedad”, aclara.

La autora se sirve de anécdotas y momentos absurdos, algunos muy humorísticos, para huir del estigma. “La primera vez que visité una sala de espera de quimioterapia me quedé horrorizada. Aquello parecía un andén de metro en hora punta. Hombres, mujeres, niños, ancianos… de todo. Hay tanta gente que sufre cáncer, que parece mentira que se hable tan poco de ello. ¿Por qué no nos atrevemos a hablar del cáncer? ¿Por qué ese tabú?”, insiste Juan Devesa.

La obra está interpretada por una sola actriz, Cybele Buffile, que interpreta a una mujer egocéntrica y prepotente que se ve obligada a cambiar sus costumbres, a depender de la gente que tiene a su alrededor, tras serle descubierto un tumor en el pecho. En su historia se funden muchas de las anécdotas y vivencias que le contaron a la autora las mujeres a las que entrevistó durante el proceso de documentación: la dificultad para contarlo, cómo se vive el sexo; la relación con los médicos, los amigos, los hijos; los problemas que surgen en el trabajo, sobre todo para las que son autónomas… Algunas escenas, sobre todo las que ocurren en las consultas médicas (mamografías, quimioterapia, análisis, pruebas…), no se recrean una coreografía firmada por Ramón Oller.

La obra se presenta acompañada de una colección de imágenes del fotógrafo Ramón Prat que recogen todos los cambios físicos que experimentó una joven sobrina que padeció cáncer de mama y que tuvo que someterse a una mastectomía. El equipo artístico mantendrá además un encuentro con el público el domingo 22 de octubre.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram