Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tres candidatos a liderar el PSOE quieren dar más protagonismo a los militantes

Graves problemas técnicos impidieron seguir con normalidad en debate en las redes sociales

Los tres candidatos a liderar el PSOE-M, José Manuel Franco, Eusebio González Jabonero y Juan Lobato , posan antes del debate.
Los tres candidatos a liderar el PSOE-M, José Manuel Franco, Eusebio González Jabonero y Juan Lobato , posan antes del debate.

El debate de los tres candidatos a la secretaría general del PSOE de Madrid giró ayer en torno a la búsqueda de un partido cohesionado, que pueda llegar a gobernar tras más de veinte años alejado del poder. José Manuel Franco, Juan Lobato y Eusebio González Jabonero reivindicaron otorgar más poder a la militancia, formada por 15.482 socialistas que votarán el 30 de septiembre.

Dejar atrás las luchas internas, la rendición de cuentas y la elaboración de las listas electorales por los afiliados fueron algunas de las propuestas principales.José Manuel Franco, hombre de Pedro Sánchez y el candidato que mejor posicionado se encuentra para alcanzar la secretaría general, se topó con la crítica constante de Eusebio González Jabonero, afín al exsecretario del partido Tomás Gómez, a quien Sánchez destituyó en 2015.

Juan Lobato, alcalde de Soto del Real y diputado de la Asamblea, se mostró más conciliador y sostuvo que no cree que entre los socialistas existan problemas ideológicos, sino que las disputas son provocadas por las luchas para ocupar puestos. El debate, que duró una hora y cuarto, se desarrolló entre graves problemas técnicos: el canal de YouTube carecía de sonido y la página web se paraba. Incluso se coló una imagen que no tenía nada que ver con las intervenciones de los contrincantes. A pesar de ello, el debate continuó.

González Jabonero reprochó a Franco la existencia de un “guion ya escrito de las primarias”, que según él se habría llevado a cabo en los despachos. “No se puede decir que es tiempo de la militancia cuando las decisiones las ha tomado alguien”, afirmó.

“La candidatura del compañero Franco representa esa forma de hacer las cosas que nos ha llevado de derrota en derrota”, dijo.Franco replicó a esos ataques recordando que los únicos manejos que se han producido en los despachos tuvieron lugar el 1 de octubre, cuando “se intentaron cargar al secretario general [del PSOE, Pedro Sánchez], ante la pasividad de los que estáis aquí”.

Tanto González Jabonero como Lobato insistieron en que es imprescindible poner el foco en los militantes.Lobato propuso cambiar la forma de trabajar, con reuniones cada tres meses de las diferentes áreas políticas, en las que puedan participar los afiliados. “Este otoño hay que preguntar a los afiliados si entramos en el gobierno de la ciudad o no. Hay que empezar a rendir cuentas y recuperar el comité regional”, dijo.

También reivindicó primarias abiertas para las candidaturas de la capital y de la Comunidad, además de la limitación de cargos. Si él saliera elegido, afirmó, renunciaría a su cargo de diputado. A lo que Franco le respondió: “Bienvenido al espíritu del 39º congreso que estás incumpliendo”. Lo dijo en alusión a que Lobato todavía no ha dimitido de ninguno de sus cargos y continúa ejerciendo de diputado en la Asamblea de Madrid y de regidor de Soto del Real. “Habría sido más ético”, concretó.

En esa apertura al militante, González Jabonero propuso que al menos un tercio de la ejecutiva del PSOE madrileño esté formada por militantes de base. También se mostró partidario de reforzar el papel del comité regional y de crear un defensor del militante. Porque, insistió, “a los que están ahí fuera les parecemos extraños”. En su opinión, lo que buscan los militantes es que el PSOE plantee soluciones, “y eso a día de hoy no sucede”.

Fiscalidad

Lobato señaló la necesidad de modificar la fiscalidad de la Comunidad. “Hace falta un modelo fiscal progresivo”, señaló, porque Madrid no puede ser un lugar “donde las grandes fortunas estén exentas de pagar”. Franco apostó por la igualdad y la paridad. “Mi ejecutiva contará con el mismo número de mujeres que de hombres”, prometió. Al mismo tiempo, apostó por “dinamizar las casas del pueblo, sobre todo de los pueblos pequeños”, y crear la figura del asesor de los pequeños municipios. Consideró la rendición de cuentas, señalada también por Lobato, como uno de los puntos esenciales de la renovación del partido.

“Que no haya ni un solo diputado, concejal o cargo público que no rinda cuentas a sus agrupaciones o comité regional”, añadió. Franco se despidió indicando que “en lo fundamental, coinciden todos los socialistas”, y en este sentido aludió a la consecución de políticas sociales que cambien y mejoren la vida de los madrileños.Son 15.482 los socialistas madrileños con carné. Si uno de los candidatos obtuviera el próximo 30 de septiembre más del 50% de los votos emitidos, sería proclamado ganador de las primarias en primera vuelta. En caso de que no se dé esa situación, las dos personas con mayor número de apoyos concurrirían a una segunda vuelta, que se celebraría el sábado, 7 de octubre.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram