Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
GASTRONOMÍA

Alimentos de Madrid para comer en Madrid

Comienza a funcionar el Mercado de Productores, que ofrece una variedad de artículos de la región

Puesto de quesos en el Mercado de Productores de Vallehermoso.
Puesto de quesos en el Mercado de Productores de Vallehermoso.

Caracoles de Cadalso de los Vidrios, quesos de Torremocha del Jarama, tomates y pimientos de Villa del Prado, cervezas de Carabanchel, ternera de Miraflores de la Sierra o yogures de Fresnedillas de la Oliva: alimentos de Madrid que se consumen en Madrid. Este viernes comenzó a funcionar a pleno rendimiento la veintena de puestos del Mercado de Productores (en el mercado municipal de Vallehermoso). “En Madrid es posible consumir productos cultivados y elaborados en la provincia”, señala Juan Luis Royuela, presidente de la asociación El Día de la Cosecha, artífice de la iniciativa.

Él es quesero y productor de lácteos en Fresnedillas de la Oliva: “Primamos no solo lo ecológico, sino también la pequeña producción, local y de proximidad”. Desde Montesinos Viejo, empresa gestora del mercado de Vallehermoso, confirman que la iniciativa es pionera en Madrid y que encaja en la idea de “promover que las personas no solo compren en él abastos, sino que participen”.

El Día de la Cosecha comenzó como mercado itinerante. Ahora se mantiene la cita del último fin de semana de cada mes en Matadero, aunque en septiembre pasará al Museo del Ferrocarril. También cada segundo y último domingo de mes en Rivas Vaciamadrid o cada primer sábado de mes en la Cámara Agraria de la Comunidad (Puerta del Ángel, 4).

El recién inaugurado mercado de productores es una forma de apostar y encontrar productos de kilómetro cero, aquellos que no recorren cientos ni miles de kilómetros para llegar a nuestras mesas. Pero hay más formas: algunas grandes superficies ya anuncian lineales con productos locales, algo que llevan tiempo promoviendo las tiendas ecológicas.

Los grupos de consumo, más de 100 en toda la región, son otra opción donde, desde la autogestión e incluso el cooperativismo, gestionar compras de productos locales, ecológicos y socialmente responsables. Algunos forman parte del proyecto en sí, como los de Bajo el Asfalto está la Huerta, y otros quedan cada semana o quince días para recoger el pedido realizado previamente a diferentes productores.

La idea de aunar esfuerzos y colectivizar medios de producción es otra manera de funcionar, y el Nodo de Autogestión de Carabanchel es un ejemplo. Vinculado al Nodo de Consumo del mismo distrito, acerca aún más a quien produce con quien consume. De sus manos salen cervezas, hidromiel, conservas y pizzas que se elaboran casi puerta con puerta de los consumidores. Por último, existen herramientas web, como La Colmena que Dice Sí o Karakolas, que ponen en contacto a consumidores con productores que están más cerca de lo que parece.