Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un líder de la transición tunecina respalda el referéndum catalán

Puigdemont logra el apoyo de una organización ganadora del Nobel

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, sigue buscando apoyos externos para legitimar el referéndum ilegal de independencia anunciado para el 1 de octubre, ante la falta de apoyos de Gobiernos e instituciones internacionales. Puigdemont ha invitado hoy a un almuerzo privado en la sede del Ejecutivo catalán al Premio Nobel de la Paz Ahmed Galai, según confirmó a EL PAÍS el activista. A la comida asistirá también el consejero catalán de Exteriores, Raül Romeva, y dos personas más cuya identidad no ha trascendido. El lunes Galai protagonizará un discurso en la sede del Govern a favor de la votación del próximo 1 de octubre. La Generalitat no quiso ayer hacer comentarios sobre ese acto.

Galai es vicepresidente de la Liga Tunecina de los Derechos Humanos, una de las cuatro organizaciones que forman el Cuarteto Nacional de Diálogo en Túnez, premiado en 2015 con el Premio Nobel de la Paz. El Comité reconoció entonces “su decisiva contribución en la construcción de una democracia plural en Túnez, al comienzo de las primaveras árabes de 2011”.

Según el propio activista, Galai proclamará el lunes un discurso a favor del “derecho a decidir” de Cataluña en un acto en la Generalitat. Este movimiento de Puigdemont es el último intento del Govern para internacionalizar el referéndum, después que el viernes Romeva enviara a diferentes cancillerías un informe de varios académicos extranjeros que avala la convocatoria del referéndum.

A pesar de los esfuerzos del ejecutivo catalán por exportar el mensaje independentista al exterior, Puigdemont no ha conseguido el apoyo de Gobiernos o instituciones europeas e internacionales. El último varapalo lo recibió en julio de Naciones Unidas, que evitaron homologar como observador electoral internacional el Diplocat, el organismo de la Generalitat que promociona el proyecto soberanista al extranjero.

En declaraciones a EL PAÍS, Galai defendió el referéndum independentista por la “identidad fuerte y humanista” de Cataluña y reprochó al Gobierno central la “falta de negociación y diálogo” con el Ejecutivo catalán. Galai se sumó en mayo a una lista de 40 personalidades que apoyan un referéndum independentista en Cataluña bajo el lema Let Catalans Vote (Dejen votar a los catalanes).

Por otra parte, Puigdemont sostuvo ayer tras la intervención de Mariano Rajoy —quien dijo que actuará con “total firmeza” ante los planes de Junts pel Sí y la CUP de aprobar las leyes de ruptura y del referéndum— que se ha puesto “en marcha” una “operación provocación” para “crispar” a los independentistas. A través de su cuenta de Twitter, el presidente del Gobierno catalán afirmó: “Hay en marcha una operación provocación. No caigamos en ella. ¡Nos quieren crispados y enfadados (como ellos) porque nos ven serenos y esperanzados!”.