Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Ramon Boixadós, presidente de la Fundación Gala-Salvador Dalí

El gestor, que impulsó el conocimiento de la obra y la vida del pintor, fue presidente de Renfe entre 1983 y 1985

Ramon Boixadós en una foto de archivo de 2005.
Ramon Boixadós en una foto de archivo de 2005. EL PAÍS

"Estamos tristes, pero él nos enseñó a luchar", destaca Montse Aguer, directora de los Museos Dalí, en referencia a Ramon Boixadós i Malé, presidente de la Fundación Gala-Salvador Dalí, que ha fallecido esta mañana a la edad de 89 años. "Fuerte, luchador, perseverante, que bajo una cierta capa de dureza transmitía contundencia pero escondía un corazón enorme", prosigue Aguer sobre este ingeniero de formación que supo consolidar el universo Dalí tras la muerte del pintor, "tanto a nivel de gestión, como artística, impulsando el estudio y la investigación de la obra y la vida del pintor de Figueres".

Nacido en la misma plaza de Figueres donde se inauguró el Teatro Museo Dalí el año 1974, Boixadós le gustaba asegurar que estaba predestinado a vincularse con el pintor universal, aunque no lo llegó a conocer. Y así fue. En 1991 sucedió en el cargo a Dalí, después de unos años de transición tras la muerte del pintor, como presidente de la Fundación. "El vio el potencial de la Fundación que había creado el propio Dalí y le dio impulso y fuerza y la consolidó internacionalmente, como modelo de gestión", destaca Aguer que recuerda la formación humanística de Boixadós. "Era un referente de una generación de personas luchadoras y cultas", remacha la responsable de los museos del triángulo daliniano (Figueres, Portlligat y Púbol) que también impulsó Boixadós, que hasta el último día ha estado al tanto de los acontecimientos que ha vivido la fundación: presidió la última comisión económica el pasado 26 de junio y compartía la opinión que ha defendido la entidad de agotar todas las posibilidades antes de desenterrar el cadáver del pintor a finales de julio, para obtener muestras de su ADN, tras la reclamación de paternidad que ha presentado Pilar Abel.

 Al margen de su labor al frente de la Fundación Boixadós ha desempeñando un buen número de cargos en empresas y entidades de gran importancia: fue presidente de Renfe de 1983 al 1985, así como de Ibermutuamur, de Exel Iberia, del Grupo S.L. y de Cálculo y Tratamiento de la Información.

Ahora que se están celebrando los 25 años de la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 es bueno recordar que Boixadós jugó un papel muy activo en pro de su organización y celebración: Coordinador General de las Obras olímpicas de Barcelona de 1989 al 1992 y Consejero Delegado de Vila Olímpica SA entre 1986 y 1992, así como de Nova Icària SA. Dentro del olimpismo también fue consejero del Patronato del Museo Olímpico de Lausanne.

Asimismo, ha impartido la docencia entre 1973 y 1984 como profesor de Empresas en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid y había sido reconocido con importantes premios y reconocimientos, entre los que destacan la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, la Cruz de Sant Jordi de la Generalitat o la Medalla de Oro de la Universidad Complutense de Madrid.

Más información