Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un joven ingresa en prisión por lanzar una botella a los Mossos en Can Vies

El gerundense fue condenado a tres años y nueve meses de cárcel por atentado grave a agente de la autoridad

El centro de Can Vies, parcialmente derrocado.
El centro de Can Vies, parcialmente derrocado.

Quim Nolla, un joven gerundense de 21 años, ingresó ayer en prisión por lanzar una botella a los Mossos d’Esquadra durante los disturbios del desalojo del centro okupado de Can Vies, en Barcelona en mayo de 2014. Nolla fue condenado por el juzgado penal 28 de Barcelona a tres años y nueve meses de cárcel por tirar una litrona de vidrio, a unos 20 metros del cordón policial. La botella impactó contra el escudo de uno de los policías y se rompió contra el suelo, sin herir a nadie, según la sentencia. Nolla fue condenado por atentado grave a la autoridad con un “instrumento peligroso” con el agravante de “disfraz” por llevar la cara tapada con una bufanda.

El joven recurrió la sentencia ante todas las instancias posibles, y consiguió que le redujesen la pena a dos años y un día de prisión, que conlleva el ingreso en la cárcel. Sus abogados presentaron también una petición de indulto, con el apoyo de un escrito de una educadora social conforme está integrado en la sociedad y estudia, pero fue rechazado.

La condena de Nolla fue muy criticada, y supuso que el pleno del Ayuntamiento de Torroella de Montgrí, donde vive, pidiera que se revisara su sentencia “con las máximas garantías”. El mismo texto tachaba la decisión judicial de “absolutamente desproporcionada”, y argumentaba que la pena podía “perjudicar más que beneficiar” al joven.

La semana de conflictos por Can Vies, en mayo de 2014, ha sentado en el banquillo a manifestantes y mossos d’esquadra. La pena de Nolla ha sido la más grave. Para acabar el conflicto, el Ayuntamiento renunció al desalojo.