Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan de hoteles de Colau dispara un 21% el valor de los establecimientos

Los inversores pagan 300.00 euros por las habitaciones de los negocios de cuatro estrellas

El hotel Majestic de Barcelona es uno de los que ha realizado una reforma importante. Ampliar foto
El hotel Majestic de Barcelona es uno de los que ha realizado una reforma importante.

El PEUAT, el plan de hoteles del gobierno de la alcaldesa Ada Colau que congela la oferta en el centro y solo permite abrir nuevos establecimientos en la periferia, está resultando un negocio redondo para los hoteles de la ciudad. El año pasado, la consultora Bric ya reveló en su estudio del sector que la moratoria de nuevas aperturas, que se dictó mientras se redactaba el plan coincidió, con aumentos en la ocupación, precio de las habitaciones y facturación por habitación. Ahora, con el PEUAT ya aprobado, Bric constata que estos indicadores siguen aumentando y que, además, el valor de los hoteles en el mercado inmobiliario ha aumentado un 21%.

Las razones de esta “inflación sobrevenida” son, según el estudio, que hay mucho dinero interesado en entrar en Barcelona, e “imposibilidad de abrir nuevos hoteles en ubicaciones atractivas”. También apunta al desinterés de los inversores por las zonas donde el plan permite abrir nuevos establecimientos. Las operaciones cerradas entre enero y junio de este año suman 325 millones de euros, más que toda la inversión registrada en 2016, 323 millones. El 80% del capital es extranjero.

Más ocupación

Durante el año 2016, la ocupación de los hoteles creció un 2,4%; y entre enero y abril de este año, un 6,4%. En rentabilidad, ha saltado del 12% del año pasado a un 14% en el primer semestre. El año pasado las habitaciones de la ciudad cerraron con un precio medio durante todo el año de 96 euros. De enero a abril de este año ya cuestan de media (que subirá en verano) 86 euros.

Pese a los 18 meses de moratoria de nuevas licencias y a los cinco que lleva el PEUAT en vigor, la oferta hotelera de Barcelona sigue creciendo porque había proyectos en obras o que tenían licencia. En 2016 abrieron cinco nuevos establecimientos y en los próximos meses abrirán 17 más.

Sobre el efecto del PEUAT en los precios, el informe apunta: “Los últimos con licencia abrirán como muy tarde en 2019. Barcelona será el único mercado occidental donde la oferta hotelera se mantenga rígida o disminuya a causa de regulaciones administrativas. Si la demanda mantiene la progresión ascendente actual, el incremento de precios será mayor”.