Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad gasta el 14% del presupuesto disponible para comedores escolares en vacaciones

El Gobierno regional ha invertido 274.000 euros de los dos millones disponibles el curso pasado

El comedor del colegio público Antonio Buero Vallejo en San Sebastián de los Reyes (Madrid).
El comedor del colegio público Antonio Buero Vallejo en San Sebastián de los Reyes (Madrid).

La Comunidad de Madrid puso a disposición de los Ayuntamientos dos millones de euros para subvencionar el servicio de comedor en vacaciones (Navidad, Semana Santa y Verano) de los alumnos con dificultades económicas en el curso 2015-2016 en centros públicos de Educación Infantil, Primaria y Secundaria. Finalmente solo se ha invertido el 14% del presupuesto disponible, esto es 274.000 euros.

Esta fue una de las primeras medidas que la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, puso en marcha tras ser elegida en las elecciones autonómicas de 2015 para asegurar que ningún niño se quedase sin al menos una comida al día en periodo no lectivo. El curso que acaba de terminar (2016-2017) cuenta con el mismo presupuesto pero aún no han sido concedidas todas las ayudas. Fuentes de la Consejería de Educación aseguran que el objetivo de facilitar a los jóvenes esta alternativa se ha conseguido y que se ampliará el presupuesto si es necesario. “Puede que con el tiempo se vayan ampliando”, matizan desde la institución.

La mayor parte del dinero disponible para comedores escolares no se invierte porque los Ayuntamientos madrileños tienen que adelantar la financiación hasta que les sea concedida, o no, la ayuda. Pero y no todos cuentan con presupuesto suficiente. Este es el principal motivo de la ineficiencia de la medida de la Comunidad, según explica Camilo Jené, presidente de la FAPA (Federación de la Comunidad de Madrid de Padres y Madres de Alumnos) Giner de los Ríos. Los Consistorios además tienen que asumir el gasto de actividades como los campamentos de verano que integren este servicio de comedias. Esto encarece el coste de la inversión y se vuelve inasumible para muchos municipios.

La concejal de servicios sociales del Ayuntamiento de El Escorial, Soledad del Valle, explica que es el Consistorio el que pone en marcha actividades y asume el gasto del comedor para de estos niños y después, en caso de que se apruebe la ayuda, recibe 4,82 euros por cada alumno de la Comunidad (subvención del año 2015-2016). Este año la cuantía por día no lectivo y menú ha ascendido a 4,88 euros. A este municipio no se le concedió la ayuda el pasado verano, según explica del Valle, por un error en la documentación presentada.

Los jóvenes que pueden ser beneficiarios de las ayudas de comedor en los colegios públicos deben ser miembros de una familia que perciba la renta mínima de inserción, víctimas del terrorismo, ser miembro de una familia víctima de violencia de género, estar en situación de acogida familiar o ser refugiado. Según la Consejería de Educación a estos pueden sumarse otros alumnos cuya situación económica desfavorable esté justificada por los servicios sociales municipales, con el límite del 15% del número total de alumnos del municipio que se encuentren en esta situación. La concejal de servicios sociales de El Escorial explica que en estos casos es el municipio el que asume el precio del comedor.

Fuentes de esta institución de la Comunidad explican que el presupuesto de dos millones de euros para subvencionar el servicio de comedor se hizo en base a los 18.000 alumnos becados para la reducción del precio del menú durante el curso académico en 2015-2016. Pero en el periodo vacacional solo se beneficiaron 2.670 alumnos. De los 179 municipios de la Comunidad solo 38 han recibido ayudas.

El informe Pobreza Infantil en la Comunidad de Madrid de 2016 señala que la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social entre los menores de 16 años es del 21,4% en la región, lo que supone que más de 228.000 niños sufren la falta de recursos que les permitan disfrutar de un nivel de vida adecuado.

Más información