Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El operario fallecido en Rande estaba colocando una valla “para evitar caídas” y “sin arnés”, según la CIG

La víctima, de 54 años, era canario y trabajaba para la subcontrata Syo realizando labores de seguridad en la obra

Obras del Puente de Rande.
Obras del Puente de Rande.

El trabajador de 54 años de edad, N.G.C., que falleció este miércoles tras precipitarse desde una altura de unos cuatro ó cinco metros en las obras de ampliación del puente de Rande estaba colocando una valla precisamente "para evitar caídas" y "sin arnés", según ha informado el sindicato CIG.

El portavoz de Construcción de la central nacionalista, Xosé Xoan Melón, ha explicado a Europa Press que el fallecido era originario de Canarias, y trabajaba para una subcontrata, la empresa Syo, realizando labores de seguridad en la obra.

Precisamente, ha relatado Melón a Europa Press, en el momento del accidente estaba sobre una plataforma a orillas de la ría, en el litoral del municipio de Moaña, en la zona que se encuentra bajo el puente. Se trata de una plataforma elevada sobre bloques de piedra, preparada para el acceso a los camiones que llevan las dovelas que serán elevadas hasta el puente, y en la que N.G.C. "estaba colocando una valla para evitar caídas, justo lo que le ha pasado a él".

El portavoz de la CIG también ha apuntado que, dado que el operario se precipitó al vacío, "cae de cajón que no llevaba puesto el arnés de seguridad". "En teoría, las caídas al vacío son imposibles, porque todos los trabajadores en altura deben llevar un arnés sujeto a la 'línea de vida'", ha apostillado, y ha concluido que este trabajador no llevaba esta medida de seguridad.