Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe de los Mossos acusa de falta de lealtad a las nuevas generaciones

Trapero describe a los 'milenials' como una generación "sobradamente capacitada" para liderar el cuerpo, pero poco comprometida

Josep Lluis Trapero toma posesion como Mayor de los Mossos.
Josep Lluis Trapero toma posesion como Mayor de los Mossos.

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, aseguró este miércoles que los milenials [los nacidos entre 1980 y 1995] están “sobradamente capacitados” para liderar la policía catalana, pero advirtió sobre su “poca paciencia”, “baja tolerancia a la frustración” y “falta de lealtad y compromiso”. Trapero lo afirmó en el marco de una conferencia que pronunció bajo el título Generación milenial, ¿preparada para liderar?, en la segunda jornada de la VII Escuela de Verano del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña.

El mayor recordó que actualmente en los Mossos d'Esquadra hay 2.727 milenials, lo que supone el 16% de la plantilla de la policía catalana. “El milenial, por lo general, se caracteriza por la poca paciencia y la baja tolerancia a la frustración. Están acostumbrados a tener todos los recursos y medios. Lo tienen que tener todo y de forma inmediata. Esto a veces se expresa en forma de queja constante por falta de medios”, recriminó.

Para el mayor de los Mossos d’Esquadra, los milenials también se caracterizan por su “falta de lealtad y compromiso con la organización”, lo que en ocasiones, dijo, se traduce en absentismo. Según Trapero, esta generación valora más las relaciones personales que los resultados organizativos, ya que dan prioridad a la “satisfacción personal” por encima de los "resultados del negocio", por lo que, en ocasiones, pueden incurrir en la ausencia de responsabilidad, ejemplaridad, voluntad de servicio o sentimiento de pertenencia a un colectivo.

El mayor de los Mossos también advirtió sobre el "impacto de determinados hábitos de comportamiento" en sectores de este colectivo a la hora de prestar servicios, por su "especial visión del mundo", como el uso "intensivo" del móvil y el WhatsApp, "incluso en funciones de vigilancia, poniendo en peligro la propia seguridad".

También les afeó la "transmisión instantánea de información, que puede comprometer la reputación corporativa o los derechos de los ciudadanos". "La conectividad y la necesidad de máxima información pueden comprometer valores tan relevantes como el respeto, la imparcialidad, la seguridad y la responsabilidad y se pueden confundir también con la transparencia", esgrimió.

No obstante, Trapero afirmó que los milenials tienen capacidad para liderar el cuerpo de la policía catalana. "No solo podrán hacerlo, sino que están sobradamente capacitados para hacerlo", indicó. Y explicó que los actuales mandos de la policía catalana tienen que trabajar para traspasar a los mossos de la generación de milenials' sus vivencias y legado y dejarles "organizaciones permeables". "La experiencia es un valor a fomentar, pero también lo es reservar espacios a la innovación, la frescura y la fuerza de la juventud", agregó

El sindicato USPAC mostró su malestar por las críticas de Trapero a los agentes de la generación de milenials y advirtió de que con ello "fractura" las relaciones entre las base y la cúpula policial, al tiempo que denunció que los agentes han visto empeorar en los últimos años sus condiciones de trabajo, con recortes salariales y de derechos.

En la misma línea, el Sindicato de Policías de Cataluña (SPC) lamentó que las declaraciones de Trapero evidencian la "fractura existente" entre la cúpula y el resto del cuerpo de los mossos y le recriminó su "falta de compromiso" a la hora de defender a los agentes, por lo pidió que dimita "antes de perjudicar más a un cuerpo del que todos los mossos están orgullosos".

En una mesa redonda posterior a la conferencia dictada por Trapero, el comisario de los Mossos Emili Quevedo, jefe de la Comisaría Técnica de Planificación de la Seguridad, anunció que se estudia que en la próxima promoción de la policía catalana se pueda seleccionar a aspirantes que lleven tatuajes visibles.