Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

División en Catalunya Sí que es Pot por el cónclave sobre el referéndum

Cuatro de 11 diputados del grupo asistirán a la reunión de Junts ple Sí y la CUP sobre la consulta

El líder de Podem, Albano Dante Fachin.
El líder de Podem, Albano Dante Fachin. EFE

El cónclave que la dirección de Junts pel Sí y la CUP ha convocado este martes en el Parlament para dar detalles sobre la ley del referéndum que amparará la consulta de autodeterminación del 1 de Octubre ha acabado por dividir nuevamente al grupo de Catalunya Sí que es Pot, cada vez más atomizado. La ejecutiva de Podem ha confirmado a primera hora de este lunes que tres de sus diputados asistirán al encuentro para conocer datos de esa norma. Joan Josep Nuet, líder de Esquerra Unida i Alternativa y miembro de la ejecutiva de Catalunya en Comú, también acudirá. Por contra, no lo harán Lluis Rabell, presidente del grupo; los cuatro diputados de Iniciativa; la independiente Gemma Lienas y la diputada crítica de Podem Jessica Albiach. En total, participarán por tanto 4 de los 11 parlamentarios.

Rabell, que es independiente, sostiene que la reunión informal que han convocado los grupos secesionistas rompe la dinámica parlamentaria y entiende que debería ser el Gobierno el que dé explicaciones en sede parlamentaria. Esa ha sido la posición final de Joan Coscubiela, portavoz del grupo, y de los otros tres diputados ecosocialistas. Miembros de Catalunya en Comú, la formación de Ada Colau en la que han concurrido, salvo Podem, todos los socios de la coalición, eran partidarios de que los diputados acudieran a la cita para no ceder, entre otras cosas, todo el protagonismo a la formación morada. Finalmente, ha prevalecido la posición de los ecosocialistas.

La coordinadora de Podem ha avanzado a primera hora de la mañana su intención de asistir a la reunión.  “El PP es refractario al diálogo y una de las mejores cosas que podemos hacer es ir a escuchar. Siempre lo haremos aunque sea desde la crítica o el desacuerdo. La política catalana necesita que nos escuchemos. Otra cosa sería una irresponsabilidad”, ha subrayado Albano Dante Fachin, secretario general de Podem. Podem ya acudió a la cumbre de partidos soberanistas que convocó Carles Puigdemont hace un mes –no así los diputados de ICV y EUiA- y sigue en la misma línea: tratar, dice, de conocer más información de un proceso que, según Podem, le falta transparencia. 

Tras una reunión del grupo en el Parlament, Nuet se ha alineado por la tarde también con la posición de Podem al entender que su obligación era aceptar la invitación de Junts pel Sí y la CUP y por razones de cortesía parlamentaria, Con todo, fuentes próximas al diputado han señalado que sigue reclamando que el Gobierno de explicaciones sobre el proyecto en sede parlamentaria. Hace dos semanas, Nuet, que está imputado como miembro de la Mesa, defendió hace dos Plenos la posición del grupo para elevar una queja a la Unión Europea por la causa abierta contra Carme Forcadell y el órgano de Gobierno del Parlament. La mayoría de los diputados de su grupo no acudieron al hemiciclo ni a votar. Solo lo hicieron él mismo y Fachin y Joan Giner, de Podem.

En la sesión de este martes, que se desarrollará en la sala de auditorios de la Cámara, Jordi Turull y Marta Rovira, portavoces de Junts pel Sí, y los de la CUP darán detalles sobre la futura ley. En principio, asistirán al foro 76 diputados:  los 72 diputados secesionistas más los cuatro de Sí que es Pot. El Gobierno, con Puigdemont y Oriol Junqueras a la cabeza, protagonizarán este martes por la tarde un acto en el Teatre Nacional de Catalunya donde darán más detalles sobre la ley. Podem, en este caso, no ha recibido aún la invitación. “El Gobierno va tarde. Faltan menos de 100 días y la información que tenemos es poca. Una cuestión tan importante requiere el máximo de luz y transparencia. Es una anomalía denunciable", ha señalado Fachin. "La situación viene también dada por la absoluta inutilidad del PP: debería tener algún tipo de propuesta ante lo que está pasando en Cataluña. Es imposible gobernar bien dando la espalda a lo que pasa en Cataluña”.

Los detalles de la ley del referéndum

La ley del referéndum cuenta con un preámbulo que apela a los tratados internacionales, según ha avanzado Catalunya Ràdio. La declaración sostiene que la futura norma se ampara en que España ratificó en 1977 el Pacto sobre Derechos Civiles y Políticos aprobados por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1966 y que reconocen el derecho de autodeterminación como el primero de los derechos humanos. Y aporta dos elementos más: que la Constitución reconoce en su artículo 96 que los Tratados internacionales forman parte de su ordenamiento jurídico y que su artículo 10.2 establece que las normas relativas a los derechos fundamentales se interpretarán de acuerdo con aquellos. El artículo primero anuncia que el referéndum será vinculante y que, por tanto, se implementará su resultado además de crear una Sindicatura Electoral de Cataluña. El segundo es crucial: “El pueblo de Cataluña es un sujeto político soberano y como tal ejerce el derecho a decidir libre y democráticamente su condición política”. Y, el tercero, da amparo legal a las autoridades, personas y empresas que se involucren en la preparación y celebración de la consulta y hace hincapié en que esta norma prevalecerá sobre cualquier otra con la que pueda entrar en conflicto porque regula un derecho” fundamental e inalienable al pueblo de Catalunya”.