Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El premio Llibreter recae en ‘Els estranys’, de Raül Garrigasait

Marcello Fois y Albert Asensio obtienen los otros dos galardones otorgados por el sector

Raül Garrigasait y Albert Asensio, dos de los tres galardonados en el Premi Llibreter 2017.
Raül Garrigasait y Albert Asensio, dos de los tres galardonados en el Premi Llibreter 2017.

Un joven prusiano llamado Wielemen cruza en 1837 los Pirineos para ponerse a las órdenes de Carles V y derrotar a los liberales en plena guerra carlista. Llega a Solsona (Lleida), una tierra repleta de personajes excéntricos que se mueven entre el humor y la tragedia y donde la Ilustración ha pasado de puntillas. Es allí donde Wielemen rompe sus esquemas sobre la visión de un mundo que no entiende. "La historia es el declive de su pensamiento", ha explicado este viernes Raül Garrigasait, autor de Els Estranys (publicado por Edicions de 1984), obra ganadora de la 18ª edición del Premi Llibreter de narrativa catalana junto al italiano Marcello Fois (en la categoría otras literaturas) y Alberto Asensio (libro infantil).

El jurado ha destacado de la obra cómo, a partir de un hecho histórico y un lugar geográfico concreto, Garrigasait construye una historia que mezcla ficción y realidad. Un trabajo que los libreros recomiendan para "todo tipo de lectores". El galardón tiene el valor añadido de que lo otorga el sector librero, conocedor de los gustos de los lectores y con buen ojo para los éxitos literarios del futuro. De ahí que se conceda tan solo a obras ya publicadas, "un tipo de galardón donde el filtro es la crítica y el reconocimiento del público", en palabras de Antonio Daura, presidente del gremio. El premio no tiene ninguna dotación económica, la idea es que los libreros contribuyan a difundir estas obras entre el público. De hecho, según Daura, los premios con compensaciones económicas para obras no publicadas son en realidad "operaciones comerciales destinadas a llevar al huerto a los lectores". 

El galardón también supone una buena noticia para Edicions de 1984 tras el varapalo que se llevó la editorial hace apenas una semana, cuando una obra que rechazó para su publicación: la autoeditada Crui. Els portadors de la torxa, del mallorquín Joan Buades, se llevó el prestigioso premio Crexells. "El premio Llibreters se ha ido consolidando durante los últimos años y también representa una de las grandes carencias de Cataluña: la falta de galardones literarios para obras publicadas", ha dicho Josep Cots, de Edicions de 1984. Sobre el polémico premio Crexells, Cots ha afirmado que si la obra de Buades es "autoeditada o no, sale de la decisión del miembro del jurado que conocía previamente al premiado". En este sentido, el editor no ha querido valorar la decisión. "No puedo decir más (...), si dentro de sus parámetros el Creixell funciona así, el premio está ajustado a lo que han decidido", ha añadido.

Con más de 2.000 ejemplares vendidos desde el pasado enero, Garrigasait ha explicado que su libro se trata de una obra repleta de "historias ajenas a la principal". El escritor y traductor ha dicho que muchos de los personajes presentes en ella están sacados de historias que escuchó cuando era pequeño en Solsona, narradas por personas "prácticamente analfabetas". "Me las explicaban de una forma muy rudimentaria pero al mismo tiempo efectiva, algo muy ligado a los carlistas. Ellos también percibían que la modernidad era algo que venía de fuera", ha dicho.

Marcello Fois, ganador de la categoría otras literaturas con Estirpe (Hoja de Lata), ha agradecido a través de un vídeo el galardón. "La familia protagonista de mi obra sufre, quiere y se separa como ocurre en todas las familias del planeta. Pero esta ha encontrado un loco como yo para explicarla", ha dicho. El escritor italiano, que fue amigo de Manuel Vázquez Montalbán, construye la historia de una humilde familia de herreros que progresa con el auge de la burguesía en la Cerdeña de finales del siglo XIX. El jurado ha decidido premiarla por "la habilidad del autor para crear vidas minúsculas y convertirlas en leyenda" y por su fuerza narrativa, "capaz de transmitir con un sencillo juego de silencios y palabras, las emociones más complejas, la brutalidad, la ternura, el dolor, la esperanza y el miedo".

Alberto Asensio, ganador de la categoría de álbum ilustrado con El banco azul (publicada en castellano y catalán por Babulinka), ha explicado que el galardón supone el primer gran impulso como ilustrador tras 10 años en el oficio. Su libro versa sobre el paso del tiempo y las historias circulares de personas que se enamoran, construyen amistadas o se despiden para siempre en un banco azul. La obra había sido escogida por el Departamento de Cultura para colaborar con un proyecto de cooperación cultural en el campo de refugiados griego de Nea Kavala. Gracias al proyecto, ha sido traducido al francés, griego, árabe, kurdo y persa.