Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La prensa extranjera ve el proceso catalán como un riesgo económico para España

Un estudio auspiciado por la Generalitat analiza la cobertura de los medios internacionales, que critican a Mas por “oportunista”

Inicio del juicio contra el expresidente catalán, Artur Mas.
Inicio del juicio contra el expresidente catalán, Artur Mas. EL PAÍS

“Las consecuencias que puede tener el proceso político en Cataluña para España y para Europa, desde el punto de vista económico, se ven de forma negativa por la mayoría de medios internacionales”. Esta es una de las conclusiones del proyecto CatMón, un estudio del Departamento de Comunicación de la Universidad Pompeu Fabra sobre la cobertura que los medios de comunicación extranjeros realizaron entre 2010 y 2015 del proceso de independencia catalán.

CatMón ha sido financiado por el Instituto de Estudios del Autogobierno de la Generalitat y fue presentado ayer en Barcelona con el auspicio del secretario general de la diplomacia del Gobierno catalán, Albert Royo. Carles Pont, uno de los coordinadores del trabajo, aseguró que “las repercusiones que pueda tener para España y para Europa una posible independencia de Cataluña son vistas como una amenaza económica y política para la UE, como una inestabilidad para los mercados y como un quebradero de cabeza para el Estado español y para la UE”.

El estudio destaca que la mayoría de cabeceras estudiadas son partidarias, en consonancia con el controvertido editorial publicado la semana pasada por The New York Times, de permitir un referéndum de autodeterminación, aunque recalcan la oposición de la prensa alemana: “Los medios internacionales otorgan a la UE un rol de mediadora en el conflicto. Es una posición unánime excepto en los alemanes, que piden que si la UE asume una posición, ha de ser en contra de las reivindicaciones independentistas”.

Otra de las conclusiones del estudio es la “no excesivamente positiva” imagen que la prensa internacional tiene del expresident Artur Mas: “La mayoría de rotativos [se han analizado 16 medios de referencia de ocho países] identifican a Mas como el responsable de la disonancia entre España y Cataluña; inciden mucho en que es un oportunista, sobre todo entre 2010 y 2013, porque intenta tapar sus carencias políticas, sobre todo en el ámbito económico, con la propuesta soberanista”. A partir de 2014, según el estudio, la imagen negativa de Mas se suaviza. Sobre el presidente Mariano Rajoy, CatMón concluye que es visto como un político “intransigente” e incapaz de afrontar el diálogo.

CatMón también apunta que, salvo la Diada de 2012, las manifestaciones multitudinarias del 11 de septiembre han tenido escaso eco internacional. Los coordinadores del estudio insisten en que los medios internacionales han visto que se ha producido “una instrumentalización política” de las movilizaciones populares.