Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea de Madrid cierra por obras hasta el 15 de septiembre

El hemiciclo renovará el sistema audiovisual por 1,9 millones de euros

El Parlamento regional permanecerá cerrado casi tres meses (hasta el 15 de septiembre) debido al cambio del sistema de audio, vídeo y votación por 1,9 millones de euros. Las obras, adjudicadas a Telefónica, comenzaron ayer. Aunque el periodo oficial de sesiones finaliza en junio, los últimos años se han celebrado plenos en julio. Los grupos políticos (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) aseguran que el parón no impide que sus 129 diputados continúen con su trabajo.

Imagen ayer del hemiciclo vacío de la Asamblea de Madrid.
Imagen ayer del hemiciclo vacío de la Asamblea de Madrid.

El veraneo se ha adelantado este año en la Asamblea de Madrid. Aunque los 129 diputados continuarán trabajando en sus despachos, no podrán asistir ni a plenos ni a comisiones parlamentarias, porque el hemiciclo y otras cuatro salas más pequeñas permanecerán cerradas por obras de remodelación hasta el próximo 15 de septiembre. El último pleno, en el que se reprobó a Jesús Sánchez Martos, consejero de Sanidad, se celebró el jueves de la semana pasada.

El parón de casi tres meses, se debe al cambio de las instalaciones audiovisuales, que se encuentran en el edificio situado en Vallecas desde que se inauguró en 1997. Tras 20 años de rodaje, el sistema está antiguo. Tanto que, de cuando en cuando, algún diputado se ha quejado de que al votar su decisión no ha quedado reflejada en los paneles que cuelgan de las paredes del hemiciclo, a pesar de haber pulsado el botón.

Es más, subraya el socialista Modesto Nolla, miembro de la Mesa de la Asamblea, en cualquier momento “el sistema podía fallar completamente”. La renovación se ha adjudicado a Telefónica por 1,9 millones de euros con IVA, al obtener 93,37 puntos frente a los 84,51 de la otra mercantil que se presentó al concurso.

Por ejemplo, si alguien derramara un vaso de agua el mecanismo de votación quedaría inutilizado. Aunque fuera necesario, un portavoz de Podemos apunta a que ellos consideran que al menos las comisiones se podrían haber salvado, “porque hay espacio”.

En el reglamento de la Cámara regional julio es un mes inhábil. Este es uno de los puntos que se podrían modificar en la nueva normativa que están discutiendo los diputados. Existen dos periodos de sesiones ordinarios (de septiembre a diciembre y de febrero a junio) en los que se celebran al menos tres plenos al mes. Pero en los últimos años las sesiones se han alargado a julio por acuerdo de los grupos políticos. En esta legislatura, han tenido lugar dos sesiones en julio de 2015 y 2016.

Los diputados no se quedarán de brazos cruzados. Un portavoz del PP explica que todos sus parlamentarios tienen asignadas zonas de la Comunidad de Madrid, son presidentes de distritos de Madrid e incluso hay alcaldes. En estas fechas aprovechan para mantener reuniones que el ritmo parlamentario les impide a lo largo del periodo ordinario de sesiones plenarias.

Los 27 diputados de Podemos prepararán el debate del estado de la región —que está previsto para la segunda quincena de septiembre—, las comisiones de septiembre —en las que se ha llamado a Alberto Ruiz-Gallardón— y realizarán una valoración del trabajo llevado a cabo durante este periodo. En Ciudadanos coinciden en señalar que eran unas obras ineludibles. Sus 17 parlamentarios se dedicarán a finalizar asuntos pendientes y a mantener reuniones con diferentes colectivos.

El 15 de septiembre, dos semanas más tarde del inicio de curso político habitual, los diputados estrenarán instalaciones. Los resultados de las votaciones se plasmarán en dos pantallas de grandes dimensiones, que sustituirán a los dos paneles actuales, que ahora no funcionan correctamente. En las salas de las comisiones parlamentarias, donde han declarado desde Cristina Cifuentes a Marjaliza y Francisco Granados desde la cárcel de Estremera, se instalará más cámaras. En la actualidad, solo hay una que impide una correcta retransmisión. En el hemiciclo pasarán de seis a ocho.