Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía pide que se juzgue a la mujer que denunció a Baltar por acoso sexual

El fiscal jefe de Ourense esgrime que la demandante “presionó” al presidente con una “reiterada petición ilícita de empleo” y colectivos feministas piden su cese

Baltar padre felicita a su hijo José Manuel en 2010 tras ser elegido para sucederle al frente del PP de Ourense.
Baltar padre felicita a su hijo José Manuel en 2010 tras ser elegido para sucederle al frente del PP de Ourense.

De denunciante a denunciada. El fiscal jefe de Ourense, Florentino Delgado, pide la apertura de juicio oral contra la mujer que demandó al presidente del PP y de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, por haberle supuestamente ofrecido un empleo en el organismo provincial que entonces presidía su progenitor, a cambio de que mantuviese relaciones sexuales con él.

La petición del ministerio público se produce después de que la juez instructora que los había imputado a ambos (además de al padre y predecesor de Baltar en todos sus cargos y al jefe de personal de la institución provincial) decretase el archivo de la causa. Delgado basa su petición contra la demandante en el auto de sobreseimiento en el que la magistrada reconoce que la mujer intentó obtener un empleo público obviando los requisitos legales.

La instructora consideró igualmente probado que José Manuel Baltar se comprometió también por su parte “a hacer lo posible” para que la mujer obtuviese el empleo “sin cumplir los requisitos legales”. No obstante, el ministerio público se mantiene en su posición inicial de exculpar al presidente ourensano.

El fiscal jefe de Ourense hace su petición después de que la acusación popular, ejercida por el partido Democracia Ourensana (DO), que tiene dos diputados en la corporación provincial, recurriese el sobreseimiento en lo que respecta a los delitos de tráfico de influencias y cohecho imputados a Baltar a la vista de que la magistrada consideraba en el auto de sobreseimiento que el presidente “solicita o al menos acepta” de la demandante “un favor de naturaleza sexual para realizar en el ejercicio de su cargo una acción u omisión” tendente al nombramiento de la mujer para desempeñar un empleo público sin cumplir los requisitos legales.

La instructora señalaba además que Baltar “se comprometía a hacer lo posible” para ese fin. “Después de echar a todos estos vamos a hacer una historia de servicios sociales; yo te voy a solucionar el problema”, sostiene en esas grabaciones José Manuel Baltar cuando la mujer le reclama la “ayuda que me prometiste”. “Esa promesa va a misa”, abunda el presidente provincial en esa conservación que la juez recoge en el auto de sobreseimiento.

El fiscal se apoya en ese mismo argumento para dar la vuelta a la situación inicial y convertir en acusada a la denunciante en el caso de que se acepte el recurso. Sostiene el ministerio público que las grabaciones a las que da credibilidad la instructora y en las que se basa la apelación de DO evidencian que la mujer “reiteró su petición ilícita en distintos contactos” que mantuvo con José Luis y José Manuel Baltar utilizando como elemento de presión esa relación sexual "inventada o real” que, precisa, “no podría constituir en sí misma un ilícito penal”. Entiende el fiscal jefe que ambos dirigentes políticos se sintieron presionados por la mujer (militante del PP y extrabajadora eventual de la Diputación) “para realizar un acto ilegal, si bien no realizaron ninguna acción tendente a la consecución del deseo de la investigada”.

El argumento de la Fiscalía ha sido tildado de “machista” por la coordinadora local de la Marcha Mundial das Mulleres. El colectivo feminista sostiene que, con su decisión, el fiscal jefe de Ourense “no solo demuestra estar al servicio de la justicia machista sino del PP y de la saga Baltar” a cuyos integrantes define como “auténticos padrinos de la mafia provincial que extiende sus tentáculos hasta la propia Fiscalía”. El colectivo reclama que se aparte el fiscal jefe de Ourense de su cargo y se investigue su relación con el PP. El ministerio público, sostiene esta coordinadora, “está para defendernos, no para criminalizarnos”.

Por su parte, el líder de DO, Gonzalo Pérez Jácome, ha ironizado al respecto. “El mundo a revés; parece que los pájaros disparan a las escopetas”, sostiene tras puntualizar que la cuarta entrega de El Padrino “se rodará en Ourense”.