Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

En busca de los nuevos hércules de Europa

Madrid acoge, por segundo año consecutivo, los juegos de crossfit euroafricanos, de donde salen los representantes regionales para la final mundial

crossfit
Momento de la competición de los juegos meridionales de 'crossfit'.

Los vecinos del barrio de San Fermín se han cruzado durante el fin de semana con cientos de chicos y chicas de cuerpos atléticos. Hablaban sueco, alemán, árabe o afrikaans camino de la Caja Mágica. Los miraban y se preguntaban "¿Quién juega?". Y alguno respondía: "Son los Meridian Crossfit Games". Las pruebas clasificatorias de Europa y África de este deporte que combina halterofilia, gimnasia olímpica y atletismo y que, por segundo año consecutivo, se han celebrado en Madrid. "Quedamos tan satisfechos el año pasado con el público y la organización de la Caja Mágica, que nos pareció conveniente repetir", apunta Nicholas Reim, director del evento que hasta 2015 se celebraba en Copenhague (Dinamarca). Del 2 al 4 de junio atletas de hasta 35 años de 23 nacionalidades (de Islandia a Sudáfrica, pasando por Kuwait), han luchado para quedar entre los cinco primeros de las tres categorías en liza: femenina, masculina y por equipos. Todo para clasificarse y competir en los Crossfit Games mundiales, que se celebran en agosto en Wisconsin (EE.UU.).

Para lograrlo han tenido que superar varios wods (siglas en inglés de Work Of The Day, la rutina del día), que consisten en la combinación de varios ejercicios de alta intensidad que hay que completar o repetir durante un tiempo determinado. Esta vez los atletas debían lanzar una pelota de 14 kilos a una diana, subir la cuerda lo más rápido posible, andar varios metros haciendo el pino o marcarse 20 burpees entre saltos a un cajón. El burpee, uno de los temidos ejercicios estrella de esta disciplina, consiste en tumbarse boca abajo en el suelo y levantarse con un salto y dando una palmada.

En el crossfit hay nacionalidades que despuntan. "Los nórdicos y los británicos son los que dominan el palmarés", apunta Francesc Gascó, paleontólogo y crossfitero desde hace más de dos años. Así lo ha demostrado el podio, al que se han subido atletas islandeses (en todas las categorías), noruegos, británicos, fineses, suizos, sudafricanos, suecos y de Emiratos Árabes. La presencia de atletas españoles aún es escasa. Tan solo The Unit, un equipo mixto de seis atletas del centro barcelonés Área, ha competido este año: quedaron en el séptimo puesto de diez. "Algunos de los deportistas más en forma de España han apostado por competir en equipo. Nos sentimos orgullosos y deseamos que el año que viene vuelvan a hacernos vibrar con su calidad y complicidad deportiva", cuenta Aarón Cordero, entrenador jefe de Singular Box en Madrid.

Para entrar en esta competición, los aspirantes han tenido que pasar cinco pruebas durante cinco fines de semana seguidos. Cualquier aficionado al crossfit puede hacerlo. "Es genial ver tu nombre en el mismo listado que los cracks del crossfit", explica Gascó. Este deporte está de moda, pese a que no es barato. La cuota mensual varía entre los 70 y los 120 euros y el vestuario y los complementos idóneos para su práctica tampoco. "Madrid es la segunda ciudad de Europa con más boxes (centros en los que se imparte la disciplina) afiliados a la marca Reebok", explica Cordero. Para utilizar el término crossfit en sus entrenamientos, y contar con personal formado en la disciplina, los gimnasios deben afiliarse a la empresa estadounidense.

En la Comunidad de Madrid hay más de 44 boxes que atraen a personas de todas las edades y condiciones físicas. "Hay gente que lleva haciendo deporte toda su vida y tiene buen fondo, y otra que se apunta por primera vez y lo vive a tope", agrega Gascó. En españa, el crossfit, que surgió en California en la década de los años setenta, es un deporte nuevo y algo desconocido. Las nuevas generaciones, sin embargo, se están aplicando:  "Se está forjando una buena cantera; los adolescentes y veinteañeros tienen buen nivel", apunta Ginés Iniesta, entrenador en Singular Box. Precisamente hace dos años Bryan Hernández, colombiano nacionalizado español quedó en el sexto puesto a nivel mundial en la categoría Teen.

Más información