Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los maquinistas de Metro convocan cinco días de huelga durante el World Pride

Los conductores exigen ser reconocidos como categoría profesional y el regreso de dos compañeros despedidos por falta grave

Huelga Metro de Madrid
Viajeros esperan este martes a que el metro reanude la marcha en la estación de Atocha.

El Sindicato de Maquinistas de Metro Madrid (SMMM) ha convocado una nueva huelga, esta de cinco días, para pedir que se les reconozca una categoría laboral propia. Los paros tendrán lugar los días 28, 29 y 30 de junio y el 1 y 2 de julio. Coincidirán con el World Pride, que este año se celebra en la capital. El colectivo, que aglutina a 2.000 trabajadores, ya efectuó tres jornadas de huelga en abri l por los mismos motivos. La Consejería de Transporte sospecha que, además, se trata de una medida de presión para que sean readmitidos dos conductores despedidos por falta grave, aunque el sindicato lo niega.

Los paros comenzarán a las 13.00 del miércoles 28 de junio y acabarán en la medianoche del 2 de julio. La medida repercutirá notablemente en la movilidad de la ciudad, que esos días espera la visita de tres millones de personas. Durante esa semana, del 23 de junio al 2 de julio, Madrid se convierte en la capital mundial del Orgullo, la mayor concentración del colectivo LGTB del planeta. La huelga afectará también a la jornada central del evento, el desfile (Pride Parade), que tendrá lugar el sábado 1 de julio desde las 18.00 hasta la medianoche por las principales arterias de la ciudad (de Atocha a Colón).

El sindicato sostiene que su única demanda es que la Seguridad Social les reconozca la categoría de Maquinistas de Tracción Eléctrica (MTE). Para ello, ya realizaron tres jornadas de paro en abril. De momento, no les consideran personal cualificado, aunque para ponerse al mando de los convoyes han de superar diferentes pruebas. "Conseguir ese nivel reconocería las enfermedades derivadas de nuestra actividad. Padecemos problemas de oído, de vista y estrés por la responsabilidad que supone transportar 56 millones de personas al mes", subraya Juan Ortiz, portavoz del SMMM. Explica que el reconocimiento no depende de Metro, pero afirma que "entra en sus funciones discernir" qué les ocurre a sus conductores. Otros sindicatos, como UGT, han descartado secundar la huelga. "No tenemos claros los motivos por los que se hace. El reconocimiento de esos coeficientes reductores depende del Ministerio de Fomento", explica Teo Piñuelas, portavoz de UGT-Metro. Sí estarían dispuestos, dice Piñuelas, a una huelga general, que no "unilateral", contra los recortes del PP.

Un correo interno

En un correo entre maquinistas al que ha tenido acceso EL PAÍS, estos exigen diferentes medidas para mejorar las condiciones a las que están sometidos en su puesto de trabajo. Algunas están vinculadas a la seguridad. En este punto, y entre otras cosas, piden que se incrementen los mecanismos que regulan el acceso a las cabinas de mando; revisar y cambiar algunos dispositivos que merman la seguridad (como el botón de tracción socorro); equipar a todas las cabinas con walkie talkie; eliminar archivos de Internet donde se detalla el funcionamiento de los trenes o realizar un protocolo de actuación para grandes eventos. Otras demandas son laborales: se requiere un transporte para los depósitos alejados; comedores; una formación continua; que no se lleven a cabo los “supuestos de horas extras por fuerza mayor” y que no se apruebe un catálogo de sanciones que, aseguran, quiere imponer la empresa.

“Opino que es necesaria una asamblea urgente de la categoría de MTE donde debatir qué hacer con esta situación. Nos están cazando como cervatillos en el bosque. Cualquier excusa les valdrá para injusta y desproporcionadamente despedir o sancionar a otro compañero. Luija y Rodri (los dos compañeros despedidos por incumplir su horario laboral) no mataron a nadie, solo exigían que se respetara su jornada como MTE de trenes con viajeros, y para los inmaculados recordarles que tod@s podemos cometer errores o equivocarnos”, continúa el texto.

Mensaje del miedo

No es todo. El autor del documento hace un llamamiento a contrarrestar los movimientos de Metro Madrid: "El mensaje del miedo que nos está enviando la empresa tiene como única intención dejarnos petrificados y asustados, cuánto más asustados mejor".

El escrito acaba realizando una petición expresa para que Metro readmita a los dos compañeros despedidos por no respetar su horario laboral. Fuentes de la Consejería de Transportes sostienen que ambos conductores no habrían detenido el tren en varias estaciones de la línea 12 de metro dejando abandonados en el andén a los viajeros. Este hecho está penado como falta grave, un número de sanciones que según la Comunidad de Madrid ha descendido un 38% durante los años 2015 y 2016. El portavoz del SMMM, Juan Ortiz, ha negado que la movilización esté relacionada con estos despedidos, aunque considera la medida como "injusta" y "desproporcionada". Además, asegura que el 85% de las sanciones que ejecuta Metro de Madrid tiene como protagonista a los maquinistas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información